16 mayo 2007

Última parada: Neptune

Qué difícil es despedirse, sobre todo si te ves obligado a ello. Después de años siguiendo una serie, de haber conectado con sus personajes y sus tramas y de haber pasado grandes ratos con ellos, de repente... Paf. Se acabó. Así, como si fuera una canción de Pimpinela. Mayo, además, es el mes de las despedidas en la televisión estadounidense. Es cuando todas las series del otoño terminan sus temporadas y, además, muchas se despiden para siempre. Supongo que ya estaréis al tanto de que, a no ser que mañana Dawn Ostroff se caiga del caballo cual San Pablo, "Verónica Mars" se irá para no volver.
La agonía ha sido muy larga y es cierto que esta tercera temporada no ha estado a la altura pues, en su afán por captar nuevos espectadores, se han perdido algunas de las señas de identidad de la serie (como el toque noir, que es lo que yo más he echado de menos). Sin embargo, no ha ayudado nada que, casi desde su tercer episodio, empezara a rumorearse que no iba a haber cuarta temporada. Esos rumores insistentes, y la extraña programación de la serie por parte de The CW, con unos parones larguísimos en los que casi nos olvidábamos de si Kristen Bell llevaba o no flequillo, han terminado por darle la puntilla. Así que, como recordatorio en plan Nick Hornby, ahí van mis cinco capítulos favoritos de la serie (sin ningún orden especial):
  1. "Like a Virgin" (1.08): El "test de pureza" es especialmente memorable porque es la primera aparición de Mac (también conocida como Cindy Mackenzie), nuestra hacker favorita, tan desubicada como Verónica, pero con menos rabia en su interior. Y entrañable, e ingeniosa, desde el primer minuto.

  2. "An Echolls Family Christmas" (1.10): Un whodunit en toda regla en el que vemos a Veronica en su salsa, y en el que el retrato de los ricos de Neptune es implacable.

  3. "A trip to the dentist" (1.21): Es una muestra de lo bien planificadas que estaban todas las tramas en las dos primeras temporadas, y lo bien que se cerraban todos los hilos en los episodios finales. En éste, todo el final, cuando Verónica descubre lo que le pasó en aquella aciaga fiesta tras el asesinato de Lilly, es memorable.

  4. "Normal is the watchword" (2.01): Una gran manera de recordarnos dónde se quedó la serie el año anterior, y una presentación del misterio de la temporada totalmente espectacular.

  5. "Not pictured" (2.22): Un final de temporada que dejó el listón muy alto. En 42 minutos, tuvieron tiempo de resolver todos los misterios de la temporada (que eran muchos, muchísimos) y de solucionar definitivamente dos flecos que aún coleaban de la primera.

Hay más, pero podríamos estar toda la tarde. Así que, mejor, expresaos vosotros. Go, Pirates!


Publicar un comentario