05 mayo 2007

Una canción para ti

Es difícil escapar en estos días de Mika y "Grace Kelly", que puede decirse ya que es una de las canciones del verano. Lo que es curioso es que no es la primera, ni será la última, que toma el nombre, o va dedicada, a algún actor famoso o algún personaje de ficción. No es raro, claro, porque éstos forman parte de nuestra cultura, de nuestro imaginario colectivo, si queréis llamarlo así, pero no deja de llamarme la atención. Uno de los grupos que más ha hecho esto recientemente son Gorillaz, aunque en plan monotemático, porque tienen a "Clint Eastwood" y a "Dirty Harry"(Harry el Sucio). Como curiosidad, una de sus canciones, "Feel good Inc.", sonaba en el primer episodio de la tercera temporada de "House".
Siguiendo con los actores clásicos, Sheryl Crow dedicó hace unos años una canción a "Steve McQueen", pero lo divertido es cuando esas canciones son tan frikis, que resultan entrañables. Ejemplo, "Chewbacca", de Supernova, que sonaba en "Clerks" justo después del mítico diálogo entre Dante y Randall sobre qué película es mejor, si "El Imperio contraataca" o "El retorno del jedi". O aquélla de Catatonia, "Mulder & Scully", que hablaba de una relación tan extraña, que parecía un caso para nuestros agentes favoritos del FBI. Seguro que a vosotros se os ocurren unas cuantas más.
Por cierto, que un día deberíamos hacer una lista de canciones utilizadas en series que son elecciones realmente curiosas. En uno de los primeros episodios de "A dos metros bajo tierra", por ejemplo, se oye de fondo, en casa de Brenda, "El álbum", de Aterciopelados, y en "Expediente X" emplean un viejo éxito de The Platters, "Twilight time", como virus asesino de un ordenador hijo bastardo de HAL 9000. No es tan impactante como ver a Sucre cantando "Eres tú" en "Prison Break", pero es curioso. Y ya que estamos con canciones de Eurovisión (que se celebra en breve), esto que sigue es un poquito cañí, pero tiene su gracia porque, en los últimos meses, es la banda sonora de los anuncios de Carrefour. "Estando contigo" fue la canción con la que España debutó en Eurovisión, en 1961, y era una copla cantada por Conchita Bautista. Sin embargo, el verdadero bombazo fue su inclusión en la película "Ha llegado un ángel", vehículo para lucimiento de Marisol.

Publicar un comentario