22 abril 2009

Cosa de dos

Entre los pilotos que la CBS está considerando para la próxima temporada figura uno con el título "A marriage", puesto en marcha por los responsables de "Treintaytantos", Marshall Herskovitz y Edward Zwick, y que se vende coomo la "anatomía de un matrimonio que funciona". Al parecer, pretenden que sea una disección de un matrimonio trabajador de hoy en día, y como todo es muy preliminar, poco más se sabe, aparte de que parece que Miranda Otto y Bruce Greenwood serán los (seguro que sufridos) cónyuges.

Hace también algún tiempo, escuché una tertulia radiofónica en la que se quejaban de que había pocas series que retrataran de forma más o menos natural a parejas con varios años de matrimonio a las espaldas, y una de esas asociaciones de telespectadores de EE.UU. criticaba a la ficción del país por dar una imagen negativa del matrimonio, en su opinión. No sé si "A marriage" cambiará esa percepción, pero ya hay tres parejas en el prime time de USAmerica que, desde luego no tienen nada que ver con esas críticas.

Tomemos a Joe y Allison DuBois. Los dos son el centro indiscutible de "Medium", en la que los grandes giros y desarrollos de la temporada siempre se refieren a ellos, o a alguna de sus cuatro rubísimas hijas. No son inmunes a los celos o al temor de que el otro les engañe, pero tienen una relación basada en la confianza. Lo que el pobre Joe tiene que aguantar con los sueños de su mujer bien merece un pedestal, además de que las interacciones de él con Bridget son de premio.

En la misma línea están Eric y Tami Taylor, el corazón de "Friday Night Lights" y el clavo al que podemos agarrarnos cuando alguna trama se les va de las manos (y en la segunda temporada hubo unas cuantas de ésas). Aunque puedan tener sus diferencias, funcionan como un equipo unido, uno apoyando siempre las decisiones del otro. Yo confieso que me río bastante con ellos, aunque no estén "diseñados" de esa manera. No como ocurre con Marshall Erikssen y Lily Aldrin en "Cómo conocí a vuestra madre", que sacan lo mejor de sí mismos cuando se enfadan (o como dice un bloguero yanqui, "Angry Marshall" y "Angry Lily"=Never not funny).
Publicar un comentario