01 abril 2009

Ad vitam aeternam

ALERTA SPOILERS: Yo sigo con mi monotema de los parecidos entre "Perdidos" y "Galáctica", así que seguramente os destriparé muchas cosas de las dos series si no las lleváis al día, sobre todo si no habéis visto el final de "Galáctica". Por cierto, las fotos no son spoilers, no me seais. Lo que sigue, sí.

La simbología cristiana está muy presente tanto en "Perdidos" como en "Galáctica", y no sólo por esos temas del pecado, la culpa y la redención que guían los viajes de bastantes personajes. Hay visiones de entidades que bien podríamos calificar como enviados de una fuerza superior, ya sea "Dios" o "la isla", y que se dedican a orientar a los personajes en una dirección u otra. Y tenemos luego dos personajes que siguen un camino vital, con tintes mesiánicos, muy similar. De hecho, uno puede servirnos para saber cuál es la naturaleza del otro.

Qué es Starbuck ha sido uno de los aspectos más controvertidos del final de "Galáctica". Después de mucha especulación sobre si era un híbrido de cylon y humano, un ángel o la reencarnación de la diosa Aurora, en el último episodio no se dio ninguna respuesta definitiva, sino que se dejó a nuestra propia interpretación. Ron Moore explicó en una entrevista que, como no encontraban una explicación satisfactoria para la naturaleza de Kara, optaron por dejarla abierta, pero que los paralelismos con la Trinidad católica del Padre (Adama), el Hijo (Lee) y el Espíritu Santo (Kara) estaban ahí. Con toda la charla sobre ángeles que da Baltar en los últimos capítulos, Starbuck parece ser realmente un enviado divino cuya misión era morir y resucitar para poder guiar a la Humanidad a su final, que no era otro que llegar a nuestra Tierra y permitir que Hera, con su ADN dividido en 50% entre humano y cylon, fuera el "eslabón perdido" en nuestra evolución como especie.

Esa necesidad de regresar de entre los muertos también se le ha impuesto a Locke en la quinta temporada de "Perdidos". Su objetivo todavía no está claro pero, al igual que Starbuck, él también parece destinado a guiar a los habitantes de la isla hacia el final, sea cuál sea. Como Kara, es muy posible que Locke sea el único capaz de hacer "saltar" la isla al punto en el espacio-tiempo en el que deba estar, y el único con capacidad para interpretar todas las señales que lleven hacia ese punto, aunque ahora esté tan desorientado como lo estaba Kara en cuanto "resucita". El viaje de John aún está lejos de estar completado, así que queda hueco para las sorpresas.
Publicar un comentario