12 abril 2009

Uno más uno es uno

ALERTA SPOILERS: Sólo voy a comentar el final, aún no sabemos si de temporada o de la serie, de "Life", pero se tocarán otros temas en los que no se desvelará nada crucial. Sólo debéis andaros con ojo si no estáis al tanto de las aventuras de Crews y Reese.

1.- Dada la incertidumbre que rodea al futuro de "Life" (y al de toda la NBC, de paso), es bastante lógico que el final de la segunda temporada quede lo suficientemente cerrado por si significa el final de la serie. Conocemos algunos flecos sueltos de la conspiración, como que Rayborn quería que Crews fuera el mandamás de todo su tinglado de corruptelas, pero a alguno de sus compinches se le fue la mano y se estropeó el inventó (y Crews pasó 12 años en la cárcel). Yo creo que el padre de Crews andaba metido también el ajo, pero eso es algo que se queda en el aire. También se queda en el aire el destino de Jack Reese, aunque parece que Roman Nevikov, que participaba en toda la conspiración con el resto de policías corruptos, lo mató. Otro hilo que se soluciona es el del propio Nevikov, al que Crews mata de un certero golpe en la nuez en un momento que nos muestra que, bajo ese exterior zen y ese optimismo, late un lado oscuro y vengativo que es muy peligroso si sale a la luz, y que Charlie se esfuerza duramente por controlar. Ted se decide, finalmente, a ir a por Olivia, que parece estar pegándose la vida padre por el sur de Europa, y en cuanto a Reese (en el mejor scullyeamiento para dismular un embarazo que he visto últimamente), su estancia en el FBI sirve para poner a prueba su confianza y la fortaleza de la conexión que tiene con Crews. De hecho, esas alusiones que han ido dejando caer en los últimos episodios a una posible TSNR entre los dos policías, incluyendo la última escena del episodio, resultan bastante innecesarias. Su dinámica y su química profesional son más que suficientes para que ver diez minutos de Crews y Reese en acción justifiquen media hora de aburrimiento supino (algo que "Life" no es nunca; aburrida, digo). Esas alusiones primero de Seever (y su lectura a lo "Cortocircuito") a la tensión sexual entre compañeros de diferente sexo, y luego del agente Bodner a que su mujer era su compañera del FBI, son los cimientos de esa última mirada entre Crews y Reese que puede implicar algo más que amistad o confianza profesional. No es necesario añadir esa capa a su relación, más cuando los dos han tenido otros intereses amorosos a lo largo de la temporada y, como recuerda Sepinwall, cuando alguien les ha preguntado si son pareja, Crews se ha mostrado confuso y Reese, directamente espantada de la idea. Pero, aparte de ese toque final, "One" y su mensaje de que, gracias al amor, uno más uno es igual a uno, y no a dos, es una resolución satisfactoria para la serie, en caso de no continuar el próximo otoño. No es óbice para, viendo cómo está el panorama, que vaya a echar de menos las peculiares conversaciones entre Crews y Reese, y cómo sus mentes terminan pensando de manera muy parecida, pero es cierto que, como le ocurrió en su momento a "Verónica Mars", "Life" ha estado aguantando mucho más de lo que nadie podía imaginar cuando empezó a emitirse. Para ella, este "Goodbye" de The Sunday Drivers.

2.- Premiada en el último festival de Sitges como mejor película, "Surveillance" es el debut tras las cámaras de Jennifer Lynch, hija del célebre David, un thriller que logra momentos bastante inquietantes incluso aunque, como explica Alx, puede haber quién descubra el derrotero que va a tomar a mitad del metraje, sobre todo por dos o tres detalles que se dejan caer como si tal cosa. Es entretenida, se permite cierta crítica con el comportamiento de un par de personajes bastante patanes y cuenta con una Julia Ormond a la que darse a conocer con aquel remake de "Sabrina" protagonizado por Harrison Ford no le vino nada bien (y que a mí pocas veces me convence). Sigue teniendo una de las mejores sonrisas de Hollywood, y aquí siempre da la sensación de esconder mucho más de lo que deja mostrar.

3.- "House" recurrió hace un par de semanas a ese truco de mostrar el episodio desde el punto de vista de un paciente, que "Urgencias" ya hizo con un capítulo protagonizado por Ray Liotta, mientras "Fringe" regresa de su largo parón sin ocultar su herencia de "Expediente X" y en su entretenida línea de los últimos episodios. Y cada vez que veo a Castle y Beckett, más rabia me da que "Life" vaya a ser cancelada, a no ser que los dioses de Kobol hagan entrar en razón a los jefes de la NBC. Por cierto, sobre ese spoiler de "House" que hemos conocido esta semana, os remito aquí, porque yo no tengo mucho más que añadir. Bueno, sí; que realmente es una noticia muy curiosa que podría haberse dado sin spoilear nada.

4.- Ya veo que los acertijos del otro día no eran nada complicados, pero vamos a resolverlos. El primero, efectivamente, hacía referencia a "My sister's keeper", que las hermanas Dakota y Elle Fanning iban a protagonizar en un principio. Sin embargo, algo en esta historia sobre una niña que demanda a sus padres porque van a utilizarla para tratar a su hermana del cáncer que sufre no debió convencer a Dakota, porque las dos abandonaron el proyecto. En su lugar, las niñas protagonistas son Abigail Breslin y Sofia Vassilieva, más conocida por ser Ariel DuBois en "Medium". El segundo se refería a "Afterwards" y Romain Duris, actor francés que protagonizó "Una casa de locos" junto a Audrey Tatou, que venía de ser "Amelie". El tercer acertijo aún tenía menos misterio, porque Sarah Shahi y Zachary Levi protagonizan dos series que la NBC tiene en el limbo, como "Life" y "Chuck", y comparten el protagonismo de "Shades of Ray", en la que Fran Kranz (Topher en "Dollhouse") tiene un papel secundario. Y, finalmente, era Louis Prima el que interpretaba esa canción de "El libro de la selva", aunque de este cantante se recuerda más "Just a gigoló/Ain't got anybody" que sonó hace muchos años en un anuncio de colonia.

Música de la semana: En "Perdidos" hay unos cuantos que no saben si están muertos, vivos o es que se habían ido de cañas. Así que les viene de perlas ese "El muerto vivo" de Peret.
Publicar un comentario