04 abril 2009

El club de los negocios "raros"

Seguro que todos estáis ya al tanto de la renovación de "Friday Night Lights" por dos temporadas más, alcanzada al ampliar la NBC y DirecTV el acuerdo que permitió que tuviéramos una tercera entrega de las aventuras de los Dillon Panthers. Tal y como anda la cadena del 30 de Rockefeller Plaza, parece que estos acuerdos que se salen un poco de lo habitual no van a ser flor de un día. De hecho, hay quien se pregunta si esta fórmula de compartir costes y emisión de una serie entre dos cadenas diferentes no se extenderá más, teniendo en cuenta la crisis económica y de audiencias que atraviesa el sector televisivo. El marchamo de calidad que todos los críticos colocan en "Friday Night Lights" le viene muy bien a la NBC para demostrar que sigue apostando por buenas series, y que no todas son "Kath y Kim" y "El coche fantástico", y DirecTV logra de este modo repetir la jugada de Sci Fi (no será Syfy hasta julio) y "Galáctica": apuntarse una serie que le dé prestigio y la distinga del resto de sus competidoras.

La renovación de "FNL" puede ser el ejemplo más heterodoxo, pero no es el único caso de acuerdos entre cadenas que salvan una serie de la cancelación. El año pasado, "Scrubs" fue descartada por la NBC y repescada por la ABC (que la produce), y tal vez "Me llamo Earl" siga el mismo camino el año que viene, pero en dirección a Fox. En esta entrada de ¡Vaya Tele! se explica muy bien una de las razones detrás de estos acuerdos, que no es más que lograr que las series tengan el determinado número de capítulos requerido para que su paso a sindicación (las reposiciones en canales más pequeños, por cable o locales) sea rentable. La sindicación es la "palabra mágica" de los estudios de televisión, porque los beneficios son mucho mayores que en el primer pase. La NBC se alterna también la emisión de "Ley y orden: Acción criminal" con USA, uno de sus canales por cable.

Estos acuerdos pueden ser la salvación de series de escaso presupuesto, como la propia "Friday Night Lights", pero resulta más difícil que títulos como "Héroes" puedan acogerse a esa fórmula. Es cierto que abre una vía que puede ser interesante para que los proyectos de ficción más minoritarios puedan subsistir. La NBC, desde luego, estaba tan interesada en el acuerdo como DirecTV, con el presidente de entretenimiento, Ben Silverman, implicado personalmente en las negociaciones. El nuevo modelo de programación que pretenden probar la temporada que viene, con Jay Leno ocupando la franja de las 10 de la noche de lunes a viernes, es una apuesta que, si sale mal, va a dejarlos en una posición no muy agradable. Y nada garantiza que vaya a funcionar. Para empezar, la cadena local de Boston afiliada a la NBC no quiere emitir el programa de Leno, prefiriendo un noticiario local en su lugar.
Publicar un comentario