19 abril 2009

Envueltos en plástico

El propio David Lynch reconocía que el asesinato de Laura Palmer no era más que un macguffin, una excusa para poder contar las historias de Twin Peaks, ese pueblo aparentemente idílico en el que todo el mundo se conoce y donde todo el mundo guarda oscuros secretos. La muerte de esa joven, a la que todo el pueblo conocía, no es más que la punta del iceberg, el detonante para que, siguiendo la investigación del agente Dale Cooper, nosotros nos adentremos también en la atmósfera extraña del pueblo, rodeado de montañas y espesos bosques y casi siempre envuelto en neblina. Todo está envuelto, como el cadáver de Laura Palmer, en una especie de plástico metafórico, en una fachada de respetabilidad que oculta las miserias que existen en realidad.

Intrigas por tierras y dinero, hombres con doble moral y pocos escrúpulos, pequeños matones que se creen grandes gangsters, líos sentimentales de lo más variado, una joven guapa y popular con una sórdida doble vida y, como se dice en uno de los capítulos, la sensación de que algo maligno habita en el corazón del bosque, algo que obliga a los hombres a hacer cosas malvadas. Desde luego, nadie está limpio en "Twin Peaks", y muchas de sus historias se reflejan, llevadas al extremo, en "Invitation to love", la telenovela que todo el pueblo ve y que hace referencia a la idea original de Lynch y Mark Frost de mezclar el thriller con los culebrones. En las telenovelas, por ejemplo, son habituales las dobles vidas secretas y las personas idénticas físicamente que, sin embargo, son personas distintas (algo con lo que Lynch también jugó en "Mullholland Drive").

En su momento, los 8 episodios de la primera temporada fueron un bombazo. Todo era distinto a la televisión que se había hecho hasta el momento, desde la realización, a la música, al escenario, a los personajes. Además, "Twin Peaks" es también una serie con muchos toques de humor, unos cuantos a costa de las peculiaridades de Cooper, como su amor por el café y las tartas, su creencia en las enseñanzas tibetanas y su costumbre de contarle a "Diane" en su grabadora las evoluciones de la investigación. Cooper estaba hecho a la medida de Kyle McLachlan, que ya había trabajado anteriormente con Lynch en "Terciopelo azul" y "Dune", y que tal vez aquí tuvo el personaje de su carrera.

Música de la semana: Nike ha lanzado una campaña publicitaria sobre una carrera de hombres contra mujeres para promocionar su ropa de jogging. Hay diferentes anuncios con diferentes bandas sonoras, y el que yo vi el otro día utilizaba "Run", de Gnarls Barkley.

10 comentarios:

satrian dijo...

Esta serie y Doctor en Alaska me abrieron los ojos a otras formas de hacer series.

MacGuffin dijo...

Lo mejor es que las dos se estrenaron en 1990.

osKar108 dijo...

A mi Lynch es que me suele sobrepasar un poco, pero reconozco que aunque muy tarde (hará cosa de entre medio y 1 año) por fin vi esta serie y me gustó bastante, reconozco que marcó un antes y un después en cuanto a la televisión y aunque se va echando un poco a perder según está avanzada la 2ª temporada (en cuanto se conoce al asesino) encuentro que es una buena serie, y sus personajes, por excéntricos, están realmente bien, sobre todo los agentes de policía (y la secretaria) y el propio agente Cooper.
P.D. Que grande Doctor En Alaska Satrian, tengo que volver a verla un día de estos.

¡Saludos!

Nahum dijo...

Oigo Lynch y siempre me viene la palabra "turbio" a la boca.

Plástico turbio, en este caso.

Moltisanti dijo...

La versión que me he conseguido viene con 7 capítulos. ¿Será porque el piloto es soble?. Tengo pensada verla dentro de poco y ya sabes, o las cosas se hacen bien o no se hacen :P

W dijo...

Ayer volví a ver el piloto, y dejando de lado los elementos fantásticos creo que pocas películas han retratado de esta forma las consecuencias de la pérdida de una persona joven. Esas escenas en el instituto, el momento en que el sheriff le comunica la noticia al padre mientras la madre está al teléfono... Son de una potencia brutal.

¡Y pensar que esa era la época de Los problemas crecen y El show de Bill Cosby!

dsm dijo...

le daré una oportunidad pero seré muy ignorante pero pregunto: ¿qué es un macguffin?

ALX dijo...

Estuve a punto de pillarme la caja dorada con toda la serie en el DailyPrice y justo cuando fui a por ella, ya no estaba.

La próxima vez que la vea, me hago con ella. Que esta es una de mis principales asignaturas pendientes. Y con lo que me gustó Mullholland Drive, no creo que Twin Peaks me decepcione.

MacGuffin dijo...

Molti, la primera temporada la forman el piloto y siete episodios más.

dsm, un macguffin es un recurso que sirve para avanzar la acción pero que, en realidad, no es lo importante. Podría cambiarse a mitad de la trama sin que pasara nada. Los más clásicos son los de Hitchcock, como el uranio en "Encadenados". También el maletín de "Pulp Fiction".

Harmony dijo...

Esta es una de las series que tengo pendientes de revisionar entera, la vi en su día cuando telecinco la emitía y me encantó, aunque hace unos cuantos años de eso y he de decir que en esa época algunas partes de la serie y algunas temáticas en concreto me costaba digerirlas, por eso ahora, con más edad quiero verla en condiciones, en v.o y con dos dedos más de cabeza que por aquel entonces.
Pero aún así me dejo muy marcadas, hay ciertas escenas que recuerdo perfectamente, y mira que hace años...