08 julio 2010

Los novatos del año

Las nominaciones a los Emmy siempre son muy criticables, y por razones totalmente justificadas. Suelen pecar de dejarse llevar por la inercia de las candidaturas previas de ciertos nombres, incluyéndolos año tras año cuando, a lo mejor, deberían dejar paso a otros posibles candidatos, y les cuesta mucho reconocer cosas menos vistas, un poco más originales y más sutiles que lo que votan habitualmente. Dicho todo esto, y teniendo en cuenta que cosas como el gran trabajo de John Noble en "Fringe" han vuelto a ser ignoradas, en esta 62ª edición ha habido unas cuantas sorpresas muy agradables, que han introducido una bocanada de aire fresco que siempre es bienvenida.

Los críticos estadounidenses apuntan, con razón, que el dominio de las series nuevas en las nominaciones de este año estaba claro, porque ha sido una temporada con bastantes estrenos notables. En su clásico estilo, los Emmy han favorecido mucho a unos pocos y se han olvidado por completo de otros (como "Community" o "Justified"), y han seguido ignorando cosas como "Sons of Anarchy", con una temática que a la academia no le va nada (como pasa con la ciencia ficción). Pero que Kyle Chandler y Connie Britton hayan sido, por fin, reconocidos por su sensacional trabajo en "Friday Night Lights" lo compensa todo. Se ha notado que DirecTV ha puesto toda la carne en el asador con la serie. Lo que sigue es la ya habitual quiniela-predicción a lo "NostraPacus"-comentario sobre las principales categorías. Podéis ver la lista completa de nominados aquí. Y un análisis muchísimo mejor aquí (vía @torpedama en Twitter).

SERIE DRAMA: La primera sorpresa está en una categoría en la que, a lo mejor, "Perdidos" corta la racha de "Mad Men" por eso de que es su última temporada. Porque ver aquí a "True Blood" es, de largo, lo más marciano de estas nominaciones, ya que el tono y la temática de la serie no casan nada con los gustos de los Emmy. Ahí entra más "The Good Wife", que demuestra que el encanto de la vieja escuela y lo bien hecho, sin aspavientos, sigue teniendo tirón. Y así la CBS se cuela en medio de la fiesta del cable.

SERIE COMEDIA: Casi podríamos atrevernos a proclamar que el reinado de "30 Rock" ha terminado. Vuelve a tener muchas nominaciones, pero raro sería que el ganador no estuviera entre "Glee" y "Modern family". Por ahí andan también "Nurse Jackie" y la eterna nominada "Curb your enthusiasm".

ACTORES DRAMA: Ver aquí a Kyle Chandler ("Friday Night Lights") es una de las cosas más agradables que nos han dejado estas nominaciones. No tiene nada qué hacer ante Bryan Cranston, que vuelve a ser el favorito por "Breaking Bad", y si no, Hugh Laurie debería tener más cerca el Emmy que nunca se ha llevado por "House". La despedida de "Perdidos" hace que Matthew Fox esté incluido por primera vez en estas candidaturas. Y aunque Glenn Close ("Damages") repita, creo que la favorita indiscutible es Julianna Margulies ("The Good Wife"). Tiene ya un Globo de Oro a sus espaldas, y su serie ha sido de las más nominadas en esta edición. Como ocurre en la categoría anterior, que Connie Britton figure entre estas actrices es ya un gran reconocimiento para "Friday Night Lights", del que al parecer hay que echar la culpa a la estrategia de DirecTV de enviar a los académicos toda la cuarta temporada en DVD muy al principio de la campaña de envíos de screeners.

SECUNDARIOS DRAMA: La fuerza de "The Good Wife" se nota en esta categoría. Que Christine Baranski se llevara su segunda nominación, además de la de mejor actriz invitada por "The Big Bang Theory", entraba dentro de lo posible, pero no tanto lo de Archie Panjabi (Kalinda es grande, pero su intérprete es muy poco conocida en USAmerica). Las dos se enfrentarán a otro dúo, en este caso de "Mad Men", el de Elisabeth Moss y Christina Hendricks, y alguna de las cuatro acabará siendo la vencedora. La sorpresa la pone "Burn notice", aunque Sharon Gless tuvo con "Cagney y Lacey" en los 80 su ración de Emmys. Y "Mad Men" tiene también representante en el apartado masculino, con John Slattery, aunque no sería raro que Martin Short ("Damages") evitara que Michael Emerson o Terry O'Quinn se llevaran su segundo Emmy por "Perdidos".

ACTORES COMEDIA: Tiembla, Alec Baldwin, porque Tony Shalhoub vuelve a estar nominado por la última temporada de "Monk", y los Emmy adoran esa serie. ¿Podría Jim Parsons dar la sorpresa? ¿Reconocerán a Steve Carell? Y Toni Collette es otra vez favorita para reeditar su triunfo del año pasado, en una categoría en la que, curiosamente, Amy Poehler ("Parks & Recreation") y Tina Fey son rivales. Sí, Lea Michele está también nominada, pero yo quiero dar ya un premio a Julia Louis-Dreyfus por su cachonda reacción a la noticia de ser candidata por una serie, "The new adventures of old Christine", que está cancelada: "Estoy aliviada por ver que la Academia ha escrito bien mi nombre y, como ahora soy agente libre, LeBron y yo anunciaremos nuestros planes esta tarde". Fey, claro, empata con ella aquí, señalando que se cumplen cinco años del día en que a la NBC se le olvidó cancelar "30 Rock". Y que también es el día en el que ella y la NBC no renovarán su contrato... con su gimnasio.

SECUNDARIOS COMEDIA: Aquí, la abusona indiscutible es "Modern family" tanto en el apartado masculino como en el femenino, con Ty Burrell, Jesse Tyler Ferguson, Eric Stonestreet, Sofía Vergara y Julie Bowen formando el grupo del que probablemente salga el ganador como mejor secundario, porque estamos de acuerdo en que Jane Lynch ("Glee") casi tiene ya su nombre grabado en la estatuilla. La sorpresa muy notable en estas candidaturas es Chris Colfer, uno de los actores de "Glee" con los que poca gente contaba para llevarse una nominación. Pero ahí está con todo merecimiento.

Hay más cosas curiosas si buceas en las nominaciones, pero son muchas para diseccionarlas todas. Sin embargo, podemos destacar que Ian McKellen está nominado por el remake de "El prisionero", que Elizabeth Mitchell ha logrado por fin ser candidata por su trabajo en "Perdidos", aunque sea como actriz invitada, que "Friday Night Lights" tiene también una nominación al mejor guión de drama por "The son", que Bear McCreary compite por la estupenda sintonía de "Human target" y que el equipo de efectos especiales de "Galáctica" sigue con su racha triunfal y es candidato de nuevo, esta vez por los de "Caprica". Y "Treme" sólo tiene dos candidaturas, a la mejor dirección y a la mejor canción ("This city", de Steve Earle), pero los expertos apuntan que ya son más que las que recibió "The Wire" en sus cinco temporadas (sólo una al mejor guión). El 29 de agosto sabremos si toda esta sangre nueva rasca algo, o si los Emmy vuelven a ir sobre lo ya conocido.
Publicar un comentario