18 julio 2010

Maldito parné

La NBC está emitiendo ahora la cuarta temporada de "Friday Night Lights", que DirecTV emitió primero, en exclusiva, en otoño. En su momento ya hablamos de cómo se habían desarrollado estos episodios que eran un poco un nuevo comienzo para la serie, marcados por la redistribución de los distritos escolares de Dillon para poder optar a fondos estatales, y también apuntamos un par de temas que se trataban en ellos y que, si no se hubieran visto entonces en un canal por cable y en una serie con tan poca audiencia, habrían causado mucho más revuelo. Con la llegada de "Friday Night Lights" a la NBC, alguno de esos aspectos ha dado el salto a medios grandes como The New York Times, y también se ha puesto de manifiesto uno muy interesante que, hasta ahora, había pasado bastante desapercibido: el convencimiento de que el dinero lo mueve todo.

Esta entrada de "Tuned In" hace referencia más directamente, y explica mejor, esa circunstancia. "Friday Night Lights" tiene ahí un punto de vista bastante marxista: tu situación económica va a marcar fundamentalmente tus opciones vitales. Si eres pobre, éstas se van a reducir a ser malas o peores, y por mucho talento que tengas, por mucha determinación y por mucha honestidad que poseas, tener poco dinero siempre se volverá contra ti. Es algo que quedaba siempre muy claro en "The Wire", pero que resulta más difícil de ver en series de networks o de canales de cable básico. Antes de "Friday Night Lights", sólo había visto una postura socioeconómica similar en "Galáctica" y un episodio de la tercera temporada, "Dirty hands".

Formaba parte de aquellos capítulos en los que se dedicaban a explorar la vida cotidiana y los problemas de la Flota Colonial, y aunque no terminó de funcionar del todo bien, su germen era bastante interesante, sosteniendo que en la Flota se corría el peligro de quedar marcado por el lugar en el que nacías, y que si tus padres trabajaban en la nave refinería, a tí no te quedaba otra más que trabajar allí también. Sólo si eras de Caprica o te apellidabas Adama podías aspirar a otras cosas, y ahí a Baltar no le falta cierta razón. Estos puntos de vista son muy raros de ver, como hemos dicho, en la televisión estadounidense, y no deja de ser paradójico, como apuntan en "Tuned In", que "Friday Night Lights" haya profundizado más en él justo cuando ha asegurado por dos temporadas su situación presupuestaria.

Música de la semana: "Huge", además de estar resultando bastante curiosa, tiene una banda sonora interesante. Su sintonía la ha compuesto especialmente para la serie la cantante Lindsey Harper, y en cada se escuchan grupos independientes como Generationals, que aportaron al piloto su canción "When they fight, they fight".
Publicar un comentario en la entrada