07 julio 2010

Cosas que pasan en verano

1.-Si ves las audiencias en Estados Unidos del pasado viernes y te encuentras que "Friday Night Lights", en la NBC, fue lo más visto de la noche, sólo puede significar que estamos en julio. Es muy triste que esta serie ande así, aunque por lo menos tiene un hueco en la parrilla y, lo que es mejor, vamos a poder disfrutar una quinta y última temporada que parecía una quimera tras el final de la primera. Al parecer, buena parte de los antiguos alumnos del instituto de Dillon se pasarán una última vez por el pueblo, lo que seguro que ayuda a que sea la despedida que la serie merece. Sé que hay algunos que estáis dándole ahora una oportunidad, y sólo os puedo decir que paciencia. Lo que distingue a "Friday Night Lights" no es tanto lo que cuenta como cómo lo cuenta.

2.- Este verano, y hasta mañana por la noche, en las secciones deportivas de los informativos y los periódicos de USAmericas sólo se habla de una cosa: adónde se irá LeBron James la temporada que viene. Su contrato con Cleveland Cavaliers ha terminado y él es agente libre, lo que quiere decir que puede decidir qué oferta de todas las que le presenten le gusta más, y si prefiere seguir en los Cavs o marcharse a otra franquicia. El nivel de rumores, especulaciones, análisis y noticias completamente vacías y chorras que ha impulsado este "Summer of LeBron" ha llegado a tal punto, que lo único que faltaba para que esto terminara de ser surrealista a más no poder es que el jugador anuncie que hará pública su decisión en un especial de una hora que ESPN emitirá mañana por la noche. Es como si, el verano pasado, Canal+ le hubiera dedicado un programa de una hora a Cristiano Ronaldo para que anunciara si se quedaba en el Manchester United o se venía al Real Madrid. Lo más divertido es que, como será una hora de televisión para algo que puede liquidarse en 10 minutos, ya han surgido los modelos en los que puede basarse ese especial: los realities. El mejor es "LeBrachelor".

3.- Lo de "Persons Unknown" es curioso. Todo el mundo la compara con la saga cinematográfica de "Saw" o con "Harper's Island" y a mí lo que me parece es un remake encubierto de "El prisionero": la ciudad de cartón piedra en la que sus escasos habitantes intentan sonsacar información o jugar con los secuestrados; los intentos de huir que siempre acaban llevando de vuelta al principio; los juegos psicológicos para intentar "romper" a los prisioneros; el hecho de que casi njo sepamos nada de ninguno de ellos; el sistema de seguridad (una valla invisible de microondas, o algo así, por unas bolas blancas que, de lo kitsch, molaban más)... Seguro que la resolución del misterio va a ser un anticlímax pero, mientras tanto, me tiene intrigada.

4.- Una de las series que muchos aprovechamos para ver en verano (aunque en realidad yo la vi unas Navidades) es "Freaks & Geeks", estupenda mirada sobre unos adolescentes en el instituto que aguantó sólo 19 episodios en la NBC hace unos diez años. En su momento tuvo muy poco éxito, pero en "Tuned In" analizan hoy cómo ha terminado siendo no ya un título de culto, sino incluso una de las series más influyentes en, principalmente, las comedias estadounidenses de los últimos años. James Poniewozik encuentra rastros de ella y de su continuación, "Undeclared" (también cancelada prematuramente) en cosas como la versión yanqui de "The Office", "Bored to death", "Modern family" y hasta "Glee". Y eso que con ésta última hasta comparte nombre del instituto (William McKinley).

P.D.: La imagen pertenece a "More than a game", un documental que cuenta el último año de LeBron James en el instituto, centrándose en él y cuatro de sus compañeros del equipo del St. Vincent-St. Mary's de Akron (Ohio). No sé si llegará a la altura de "Hoop dreams".
Publicar un comentario