26 junio 2011

El primer paso

Se suele decir que lo más difícil al afrontar un nuevo reto es empezarlo, dar ese primer paso y superar las reticencias que puedas tener a adentrarte por ese camino, y que una vez lo has hecho, el resto ya viene rodado. Sin embargo, ¿qué haces después de haber dado ese primer paso? ¿Cómo continúas a partir de ahí? ¿Y cómo te aseguras de que no vas a abandonar a mitad de camino y que vas a seguir hasta el final, sea el que sea? Así están todos los personajes de "Beginners", una película que para su director, Mike Mills, es bastante autobiográfica porque se sirve de la experiencia de sus propios padres para construir la historia de Oliver, un casi cuarentón cuya vida sentimental es una sucesión de relaciones de las que escapa antes de que se vuelvan serias porque tiene pánico a reproducir el distante matrimonio de sus padres.

Esa lejanía tiene una explicación; tras morir su madre, su padre le confiesa a Oliver que es homosexual y que va a explorar ese lado con todas las consecuencias, a pesar de tener ya más de 70 años y de que le hayan diagnosticado un cáncer muy avanzado. Y esa actitud de su padre, que se lanza a por un principio que pensó que nunca tendría, anima a Oliver a tener el suyo propio, esta vez en la persona de Anna, una joven un poco enigmática que resulta parecerse un poco a él. El propio Oliver cuenta en primera persona sus sentimientos y cómo era la época en la que sus padres se casaron, y se intercalan esas reflexiones con dos y hasta tres líneas temporales que se entrecruzan, mostrando como se influencian unas a otras en ese nuevo comienzo de Oliver.

Mills da a la cinta un tono muy particular, entre humorístico, tierno, nostálgico, a veces optimista y otras, más bien indie, y se beneficia de que Christopher Plummer apenas necesita nada más que su cara para, por ejemplo, mostrarnos todos los recuerdos diferentes que Oliver tiene del momento en el que Hal, su padre, le confesó que era gay. "Beginners" captura un momento muy concreto de la vida de sus personajes y logra transmitirnos sus sentimientos, con los mejores instantes en el retrato de la relación de Oliver y Hal (con la inestimable ayuda del perro Arthur, que recuerda mucho al Eddie de "Frasier"). En Estados Unidos ha tenido una buena acogida y, de hecho, hay quien intenta, aún demasiado pronto, hablar de sus posibilidades en los próximos Oscars. En España se estrena el 8 de julio.

Música de la semana:  "Case histories" es una miniserie de la BBC que adapta unos libros de Kate Dickinson protagonizados por Jackson Brodie, un detective privado que investiga todo tipo de casos. En cuanto la termine, hablaremos más de ella y de Jason Isaacs, pero de momento nos quedaremos con una de las canciones que suenan en su cuidada banda sonora, "Paper wings", de la cantante folk estadounidense Gillian Welch.
Publicar un comentario