08 junio 2011

La serie de Linden y Holder

Si "The Killing" quiere tener una segunda temporada, y que los espectadores tengan curiosidad por verla, necesita desarrollar a los dos únicos protagonistas que repetirán de esta primera: los detectives Sarah Linden y Steven Holder. No se sabe nada de su posible renovación (AMC no dice esta boca es mía hasta que la serie no acaba), pero sí es seguro que, de tener otros 13 episodios el año que viene, Linden y Holder tendrán un caso nuevo que investigar. Así es como "Forbrydelsen" lleva tres temporadas en la televisión danesa, y así es como, además, la serie puede resarcirse de una investigación inicial que empezó con fuerza y ha decaído poco a poco, hasta el punto de que, como coméntabamos no hace mucho, da la sensación que el asesinato de Rosie Larsen daba más para una duración estándar británica de 7-8 capítulos, y no trece.

Curiosamente, justo en un episodio en el que se marca una de esas digresiones, o fillers, o como queráis llamarlos (aunque exactamente no está "embotellado"), que los títulos muy serializados suelen hacer de vez en cuando, en los que la trama no se avanza y se centra todo en desarrollar más ciertos personajes, es cuando "The Killing" ha vuelto a alcanzar el nivel que se intuía en sus primeros tres-cuatro capítulos (no creo que sea casualidad que lo haya escrito Veena Sud, la responsable de la serie). A través de cierto hecho que toca más directamente a Linden, conocemos un poco más a los dos policías, cuyo retrato había quedado diluido al repartirse la atención con los Larsen, con el concejal que se presenta a alcalde y con cierto sospechoso al que, tal vez, dedicaron demasiado tiempo. Sus personalidades contrapuestas, que ocultan pasados no demasiado diferentes, no impiden que, en realidad, estén comenzando a trabajar bien juntos y a fraguar una interesante dinámica que ha sido desde el principio el atractivo principal de la serie para mí, y que debe mantenerla en una hipotética segunda temporada.

El falso optimismo y carácter expansivo de Holder y la reserva y seriedad de Linden demuestran complementarse en una escena en una cafetería en la que ninguno comenta nada sobre el asesinato de Rosie Larsen y, aun así, es reveladora y muy interesante. Este retrato de personajes no se ha visto en unos cuantos de los episodios anteriores, y tal vez el formato de hacer que cada uno sea un día de la investigación no era el más adecuado, como apuntaba Alan Sepinwall en su crítica de "Missing". En once días no pueden cambiar tanto los estados de ánimo ni avanzar tan rápido en una investigación como si tuviéramos elipsis de varias semanas, por ejemplo, y teniendo en cuenta que el ritmo frenético no es lo que buscan, les ha faltado un poco más de cuidado en la evolución de los personajes.

Como siempre que una serie así se toma un descanso de la trama serializada, saltan las voces quejándose de que "a falta de sólo dos episodios no sé por qué hacen esto y no nos dan respuestas ya". "The Killing" pretende ser una serie de personajes, así que capítulos como "Missing" son muy necesarios, más aún si demuestran que de verdad pueden mostrarnos a dos personas que resulten interesantes de seguir semana a semana como Linden y Holder. Aquí, en mi caso, me pasa un poco como con "Desaparecida"; lo que me engancha y me deja con ganas de ver más son los policías, incluso cuando meten la pata y se comportan de un modo no muy profesional. Sólo por eso estaría bien que AMC renovara "The Killing" por una segunda temporada, para ver cómo continúan Linden y Holder ahora que ya han pasado la fase de presentación.

16 comentarios:

martinyfelix dijo...

En efecto, un episodio muy necesario para conocer más a los protagonistas, por eso porque ha sido el que me ha gustado de los últimos cuatro o cinco que han echado.
Más que dejar atrás a ese sospechoso tan pesado, echaba de menos conocer algo más de la vida personal de estos dos.
A ver si los dos últimos dan con un canto en los dientes a esas voces alarmadas, madre mía, como se pone la gente.

satrian dijo...

Sí le ha faltado un mejor desarrollo de las tramas personales, para cuando se alejara de la central también nos engancharan las historias secundarias, por eso el último episodio aunque bien escrito queda un poco fuera de sitio ese repentino intento de conocimiento mútuo de los dos protagonistas.

Bastian Schalk dijo...

Pues a mi me han encantado TODOS y CADA UNO de los episodios emitidos. Me encanta esta serie y sus "peros" son pocos comparados con sus virtudes. Mi serie de esta temporada, junto con Game of Thrones.

Por cierto, y a modo de crítica constructiva, a veces los blogueros seriéfilos españoles pecáis de "inter-influencias" (válgame el palabro). Os dejáis influenciar unos por otros, creando modas/opiniones temporales, que igual a todos os da por alabar una serie en un momento dado, ensalzando X virtudes, que lo mismo al medio año os da a todos por verle las mismas "pegas".
He leído más o menos lo mismo sobre The Killing ya en 4 blogs distintos (si no más), todos al unísono, y el "regusto" que eso produce es cuanto menos raro (vamos, un deja-vu a lo bestia). ¿Y por qué raro? Porque la temporada ni siquiera ha terminado y todos saltáis con los mismos argumentos en vez de esperar a que acabe y realizar un análisis más personal donde cada uno de vosotros muestre su particular visión. Y no creo que lo hagáis deliberadamente, estoy convencidísimo, pero queda francamente "impersonal", y eso es lo peor que le puede pasar a alguien que se considere crítico o entendido en la materia. Así que, como humilde consejo: evitad esas modas de opinión!!

OsKar108 dijo...

A mi me está gustando bastante la serie. Creo que quizá este capítulo tan "a parte" quizá hubiese pegado un poco más un poco antes, pero es solo una observación. A ver que nos depara la resolución del caso, que lo demás ha venido estando muy bien (quizá se han pasado un poco demasiado tiempo con todo el tema del profesor, pero por lo demás muy bien).

¡Saludos!

Spidermarga dijo...

He agradecido mucho este capítulo sobre todo porque ha humanizado un poco a Linden (a veces es taaan serie) y ha hecho que al fin me guste Holder, que ha costado lo suyo. Ojalá lo hubiera hecho antes, eso sí.

Crítico en Serie dijo...

Vi el episodio y pensé "ya era hora que nos los desarrollasen un poco, sobre todo su química que debería guiarnos y motivarnos". Pero por otra parte pensé "too little too late". Llegó tarde. A dos episodios del final no puedes hacer un episodio en el que no se avance nada de nada. Sé que servía para perfilar la relación, pero también es un 'filler' descarado y vergonzoso. Ya sabes que ahora soy antifan de la serie ;)

LiPooh dijo...

No sabía que la danesa tenía 3 temporadas. Aún voy por el cuarto capítulo, pero las diferencias son más que notables. Aunque sea algo temprano, creo que si que desarrollan mucho más los personajes que la americana. Veremos si cuando la acabe opino lo mismo.

Saludicos.

MacGuffin dijo...

Bastian, a veces esas "modas de opinión" no se pueden evitar si todos estamos viendo al mismo tiempo las mismas series. Con las que están en emisión, no es raro que eso pase, y más que influenciarnos unos a otros, a veces resulta revelador y dice mucho sobre esa serie que cuatro o cinco blogueros de golpe escriban todos sobre uno de sus capítulos. Sobre ese episodio en concreto de The Killing he visto una tendencia similar en blogs estadounidenses también. Su ruptura de la fórmula a tan poco del final era tan clara, que no podía dejarse pasar.

Creo que voy a ver la danesa este verano. El éxito que ha tenido en Inglaterra me ha picado la curiosidad.

Adri dijo...

Estoy con criticoenserie en que quizá este episodio hay llegado un poco tarde y habría quedado perfecto en mitad de temporada, por ejemplo. Por lo demás, un episodio excelente y necesario... Me enerva mucho que muchos lo califiquen de relleno.

Crítico en Serie dijo...

Adri, si estuviera colocado antes, no creería que es 'relleno'. Pero tan avanzada la trama... parecía un tanto puesto con calzador. Ese no era el momento, en mi opinión. ¿En serio no hicieron NADA durante todo el día con respecto al caso? ¿De verdad tenemos que tragarnos "uy qué le habrá pasado a mi hijo" durante todo un día, cuando es un gamberro que lo más seguro es que por la noche vuelva a casa como si nada?

Pere dijo...

Es la primera vez que escribo en este blog aunque hacía días que quería hacerlo, quería felicitarte, es un gran blog. Dicho esto, no es casualidad que me haya decidido a escribir hoy. The Killing me parece una gran serie y el capítulo de esta semana me ha encantado.
Soy muy aficionado a la novela negra más que por la resolución del crimen en sí por la investigación misma. Una buena investigación de un crimen tiene algo de etnografía. Te muestra lo oculto que toda sociedad tiene. A medida que te van mostrando como las cosas no son nunca lo que aparentan ser las personas también se van desnudando. No me quiero enrollar pero es en este sentido que "The Killing" me parece magistral. Y es por ello que el capítulo del otro día me pareció tan bueno.

Bastian Schalk dijo...

Pere, desde mi opinión, creo que ese episodio está justo donde debería estar, guionísticamente hablando.
Tenían la excusa perfecta para introducirnos los personajes en el momento perfecto (no podía ser antes pues tenían que elaborar la relación de Linden con el hijo para que esa angustia que sufre la madre durante todo el episodio fuera más cercana), y aprovechando que se habían quedado en punto muerto en la investigación (recuerda que tenían que esperar 24 horas para recibir los vídeos del banco, y el casino les había prohibido la entrada), pues era el momento idóneo para centrarnos en los personajes, porque, ¿qué iban a hacer si no? ¿Esperar sentados 24 horas?

A mi el guión me encanta, y tiene un 'tempo' que recuerda mucho a las novelas policíacas clásicas. Yo, por mucho que lo pienso, me parece un guión muy muy muy cuidado (otra cosa es que no te guste una resolución u otra, o algún cliché que otro, lo cual es lógico, pero yo sí le veo el cariño que le han dedicado)

Pere dijo...

Completamente de acuerdo contigo Bastian.
A mi también me parece que los guiones están extremadamente cuidados. Y el último capítulo para nada es casualidad que fuera a dos capítulos del fin.

titania (Verónica) dijo...

El episodio ha sido uno de mis favoritos de toda la serie y me parece que está muy bien traído, en el momento que le toca, no hacía falta que lo pusieran antes. Yo no esperaba que dedicaran todo un epi a la relación de estos dos sin tocar nada de la trama y me quedé boquiabierta, me mantuvo más interesada que alguno de los anteriores. The Killing me está gustando mucho y desde luego espero que la renueven como dice Marina, sobre todo porque me gustan mucho los dos polis y veo que ahí hay mucho que dar y que rascar. Los que se quejan de que no se avanza (¿Pere? jejeje) es que sois muy impacientes... ya nos enteraremos, ya... yo de momento, encantada con la temporada enterita.

Pere dijo...

Titania, que yo en ningún momento he dicho que no se avanza, al contrario. Soy muy impaciente en muchas cosas pero en The Killing no, me encanta el ritmo, los actores, el guión,... Incluso te diré que casi, casi, no me importa ya mucho quien mató a la chica. Con episodios como el del domingo ya me tiene ganado.
He dicho (jeje)

titania (Verónica) dijo...

Uys, perdona Pere pero en el comentario me refería a Crítico en serie, que también se llama Pere, debería haber puesto el nick. Yo estoy contigo también en lo que dices, todos fans de The Killing!! :-)