29 diciembre 2011

El seriéfilo

¿Qué es esto de ser un seriéfilo (o teléfilo, como creo que dicen en "ByTheWay", aunque ese término abarca más cosas)? ¿Qué implica en esta era de interconectividad instantánea, "piratería" y redes sociales? En realidad, ¿le importa a alguien fuera de los círculos interneteriles? En el blog "Spoiler Alert!" tienen una sección, "Filosofía seriéfila", en la que reflexionan sobre algunas de las circunstancias que rodean a aquella persona que es fan de las series de televisión y utiliza principalmente Internet para comentarlas (y para obtenerlas). A riesgo de que parezca que es mirarse demasiado el ombligo, estos comentarios resultan interesantes porque, como muy bien saben en "Fringe", el observador es una parte muy importante del sistema. O, al menos, por eso me resultan a mí interesantes, que puede ser que a vosotros no os lo parezca tanto. Pero claro, yo encuentro muy interesante este documental sobre cómo crece y se forma el cerebro de los bebés.

Entre los diferentes aspectos que se tratan en la "filosofía seriéfila" se habla del dilema de vernos todas las series que podamos o sólo las que nos interesen de verdad, los problemas que podemos tener a veces para recomendar algunas de ellas a la gente que nos pide opinión, lo curioso que es que estas charlas que solemos tener por Internet hayan saltado a la vida real (y con gente con la que no hablamos por Twitter) y la dificultad de evitar los spoilers si visitas según qué sitios (coincido con ellos en que Tumblr es un campo de minas. Menos mal que no tengo). Yo diría que tener curiosidad y paciencia son dos aspectos que no hay que despreciar, y luego está ese lado evangelizador que nos sale cuando descubrimos una serie que nos parece estupenda y que queremos que descubra mucha más gente. El reverso de esto sería que, en la segunda temporada y cuando se ha vuelto muy popular, nos salga la vena snob de que ya no es lo que era.

Cada seriéfilo es un mundo con sus filias, sus fobias y sus monotemas, y lo único cierto es que ninguno poseemos la verdad absoluta de nada. Y ahora que os confieso que he perdido el hilo de lo que iba a decir, voy a aprovechar para demostrar uno de los puntos anteriormente mencionados como parte de la idiosincrasia seriéfila (la monotemática) y os recomiendo que exploréis un poco en los vídeos relacionados con "Downton Abbey" que tiene PBS, la cadena que la emite en Estados Unidos. Hay desde una mesa redonda con los actores (en la que se maravillan de que la serie sea un éxito en España) y pequeños vídeos que resultan interesantes, aunque tenéis que bucear en YouTube para encontrarlos. En esa web hay, además, un curioso reportaje de un canal australiano sobre Highclere Castle que cuenta, por ejemplo, el papel de uno de sus dueños en el descubrimiento de la tumba de Tutankhamon. Luego, si en los vídeos relacionados de YouTube dais también con la parodia que Jennifer Saunders hizo de esta serie y de "Arriba y abajo" para Comic Relief, eso que os habréis ganado.

P.D.: Si lo que queréis es, en realidad, convertiros en blogueros influyentes, en "Basura & TV" os dan unos fáciles consejos.
Publicar un comentario