26 diciembre 2011

La excepción de USA

La cadena USA bien puede ser una de las que ha tenido más éxito construyéndose una imagen de marca a través de sus series. Todas son veraniegas, con un simpático sentido del humor (algunas buscando más abiertamente la comedia que otras), basadas en torno a personajes con personalidades muy marcadas y, en general, entretenimientos más bien ligeros y divertidos. Rara es la que no gira alrededor de una pareja con gran química en pantalla, ya sean Gabriel Macht y Patrick J. Adams en "Suits", James Roday y Dulé Hill en "Psych" o Tim DeKay y Matt Bomer en "White Collar", o hasta Mary McCormack y Fred Weller en "In plain sight", y aunque no es raro que algunas tengan sus subtramas dramáticas, el tono liviano y estival es el que sigue predominando.

Sin embargo, curiosamente, la más exitosa de todas es la que, siguiendo la misma fórmula, se sale un poco del molde, y esa es "Burn notice". Alguna vez hemos comentado que, originalmente, Matt Nix tenía en mente una serie un poco más oscura, en la que se exploraba de un modo más realista cuál era la situación de Michael Westen una vez lo "quemaran", lo echaran de la CIA y lo pusieran en la lista negra, y a veces, esos riesgos y ese lado menos soleado termina aflorando en la serie más ochentera y divertida que emite USA. Incluso su sentido del humor es un poco diferente (es lo que Jeffrey Donovan describe como "paródicamente auto-consciente"), más sarcástico que el de "White Collar" por ejemplo.

¿Y de qué va "Bun notice"? De un espía expulsado por la CIA por razones desconocidas para él, que acaba en Miami sin dinero, sin ningún registro de que alguna vez trabajara para el gobierno, vigilado por el FBI y por otros espías de los que se ganó su enemistad, y contando con la única ayuda de una ex terrorista del IRA con la que estuvo liado, un amigo suyo que fue SEAL de la Marina y de su madre, a la que hace años que no ve y con la que tiene una relación llena de altibajos. Para ganarse la vida, Westen va ayudando a gente con problemas en el mejor estilo de "MacGyver" o "El equipo A", mientras al mismo tiempo intenta averiguar quiénes lo despidieron y por qué para intentar volver a trabajar para la CIA. A lo largo de las cinco temporadas que lleva en antena (y ya está renovada para una sexta), los objetivos de Michael a largo plazo, y la consiguiente trama serializada sobre su despido, han ido cambiando, y eso se ha ido entrecruzando con los casos semanales de la gente a la que Michael ayuda.

El arco serializado es lo que aporta ese toquecito un poco más serio a "Burn notice", pues Westen tiene en su interior un lado oscuro que casi siempre logra controlar y guarda no pocos esqueletos en su armario de cuando trabajaba como operativo encubierto sobre el terreno. Además, como hemos dicho, Matt Nix no deja que la persecución de quienes expulsaron a Michael se estanque y la mantiene siempre evolucionando, aunque nunca es tan interesante como cuando apela directamente a los demonios de su protagonista. Eso es lo que la hace destacar del resto de series de USA, pero no podemos obviar que "Burn notice" es, simplemente, muy entretenida, y que es la dinámica entre sus personajes lo que termina resultando ser su principal atractivo.

P.D. podcastero: "Yo disparé a J.R." vuelve por Navidad, como el turrón, y lo hace con una entrega que podéis escuchar y descargar en el blog, y en la que contamos con la participación especial de Mauro, de "Basura & TV", en el apartado dedicado a "Homeland". Os dejo el menú del día.

- 0': Lo más destacado de los Globos de Oro y las renovaciones y cancelaciones de HBO.
- 9': El piloto de "Luck".
- 21': "Homeland" (con spoilers).
- 46': "Terra Nova"
- 59': "The Good Wife"
Publicar un comentario