07 febrero 2012

A la salvación por la publicidad

Cuando la NBC renovó, casi milagrosamente, "Chuck" por una tercera temporada, uno de los aspectos en los que los periodistas hicieron más hincapié, además de la campaña por su salvación lanzada por los críticos y de la rebaja de la license fee por parte de Warner, fue en el hecho de que el product placement de Subway iba a incrementarse más para ayudar a que la serie fuera menos cara para la NBC (el propio Zachary Levi se pasó ese verano llevándose a gente a comer a Subway para apoyar la campaña de salvación). En las series con audiencias bajas, tal vez los ingresos por anuncios convencionales no son demasiado altos, así que se opta por el product placement para redondear dichos ingresos. Parte de los problemas que AMC tuvo con Matthew Weiner para renovar "Mad Men" por una quinta temporada se debieron, precisamente, a que la cadena quería usar esa táctica de publicidad encubierta para compensar que no es una serie que se distinga por generar mucho dinero por emisión de anuncios.

En plenas negociaciones entre Fox y Warner para decidir si "Fringe" tiene quinta temporada o no, en el blog "Quinta temporada" recogen precisamente los emplazamientos publicitarios que esa serie ha ido teniendo a lo largo de su vida. Algunos de ellos parecían responder a estrategias globales de Fox (las videoconferencias por móvil las vi en la misma semana en "Bones" y creo que un par de semanas más tarde en "House") y otros, bien podían estar pensados sólo para "Fringe", pero parece claro que en su supervivencia juegan también un papel estos ingresos por product placement. Cualquier cosa que permita rebajar el dinero que Fox paga por ella, y que facilite a Warner recuperar la inversión hecha por otros caminos, acaba pesando en el futuro no sólo de esta serie, sino de todas las series.

Lo que no quita para que el product placement sea una táctica a veces muy molesta y, en ocasiones, también hasta ofensiva (los que sigáis "American Idol", con sus gigantescos vasos de Coca-Cola, seguro que lo sabéis). La mesa del desayuno de "Médico de familia" parecía un supermercado y no había modo ninguno de tomarse aquello mínimamente en serio. A finales del año pasado, "The AV Club" publicó la lista de los diez programas de la televisión estadounidense que más dinero habían generado por emplazamiento publicitario, y no es extraño que nueve de ellos fueran realities. Uno de ellos, sin embargo, era una serie, "Friday Night Lights", a la que tal vez tanta aparición de los restaurantes Aplebee's le facilitó la supervivencia en DirecTV.

P.D.: Evidentemente, la foto de es "30 Rock", que se toma el product placement tan a cachondeo como se toma todo lo demás.
Publicar un comentario