24 febrero 2012

Desde el Teatro No-Kodak



El domingo se celebra la 84ª edición de los Oscars, una edición en la que, si "The artist" hace buenos los pronósticos, se convertirá en la primera película muda en ganar el Oscar principal desde 1927, en la primera edición, cuando lo hizo "Alas". Cuando se dieron a conocer las nominaciones ya comentamos la sensación que daba de ser una edición presidida por la nostalgia, y especialmente por la nostalgia del Hollywood clásico, y como Bob Hope ya no está entre nosotros para presentar la gala, lo hará su más claro sucesor, Billy Crystal. Muy raro me parecerá que no desempolve sus "apariciones" en las películas nominadas, su gag de "qué piensan las estrellas de verdad" (que perderá la gracia si no está Jack Nicholson, que es capaz de haberse ido al All-Star de la NBA, que se juega este fin de semana en Orlando) y su famosa cancioncita "It's a wonderful night for an Oscar" (y que lo presenten a los sones de la versión de "It had to be you"). Si nunca visteis a Crystal presentar los Oscars, este inicio de la gala de 1993 os puede dar una pista de lo que puede hacer. Pero hoy no vamos a ponernos a hacer quinielas ni a recordar tiempos pasados (o sí, ya veremos), sino a lanzar una de esas clásicas rondas pre-Oscar de curiosidades sobre algunos de los nominados).

- Para Glenn Close, la nominación a mejor actriz por "Albert Nobbs" es la sexta de su carrera, pero casi todas se concentraron en los 80. Recibió cinco entre 1983 y 1989 (de "El mundo según Garp", que además era su primera película, hasta  "Las amistades peligrosas") y luego... ¡puff! Como si se hubiera esfumado durante dos décadas.

- Angus Wall ganó el año pasado el Oscar al mejor montaje, junto con Kirk Baxter, por "La red social", y este año es candidato otra vez por "Los hombres que no amaban a las mujeres"·. Su colaboración con David Fincher se remonta a cuando el director dirigía vídeos musicales, y luego Wall se encargó de ayudar a Kyle Cooper en el diseño de los títulos de crédito de "Seven". Lo curioso es que casi se ha labrado una carrera paralela diseñando precisamente secuencias de títulos de crédito para HBO, y suyas son las de "Carnivale" (por la que ganó su primer Emmy), "Roma", "Big Love" y "Juego de tronos" (que le reportó su segundo Emmy).

- Entre los nominados de este año, Kenneth Branagh puede presumir de haber sido candidato en categorías diferentes en cada una de sus cinco nominaciones anteriores: actor y director por "Enrique V", corto de acción real en 1992 ("Swan song"), guión adaptado por "Hamlet" y, ahora, actor secundario por "Mi semana con Marilyn".



- Los grupos de actores que se reúnen en los últimos años para prestar sus voces a videojuegos son cada vez más impresionantes. En las entrevistas que Gary Oldman ha dado desde que fue nominado por "El topo", ha recordado varias veces su trabajo en la saga "Call of duty", y en uno de los últimos títulos con mejor aceptación, "Skyrim", se pueden escuchar, en su versión en inglés, a dos candidatos al mejor secundario de este año: Christopher Plummer ("Beginners") y Max Von Sydow ("Tan fuerte, tan cerca").

- Uno de los nominados que se sentará por primera vez en el teatro hollywoodiense donde se dan los Oscars será Rooney Mara, candidata a mejor actriz por "Los hombres que no amaban a las mujeres". Sin embargo, en Estados Unidos, su apellido es más conocido por ser el de la familia propietaria de los New York Giants de la NFL, que ganaron la última SuperBowl (la familia de su madre, cuyo apellido es Rooney, fundó por su parte los Pittsburgh Steelers). Curiosamente, tanto ella como su hermana Kate pasaron por el peaje obligatorio de hacer un episódico en "Ley y orden: UVE", toda una cantera de jóvenes actores.

- Todos los años se traen a colación los ingresos en taquilla de las nominadas a mejor película para insistir en esa vieja queja de que la Academia no está en sintonía con el gusto del público (no pretenderán que nominen a mejor película a "Transformers 3"). Este año, la más taquillera de las nueve candidatas es "Criadas y señoras", que también es la única que ha superado la barrera de los 100 millones de dólares de recaudación (el año pasado lo hicieron cinco de las diez nominadas). La que ha tenido los menores ingresos es "El árbol de la vida", con poco más de 13 millones.

- El revuelo montado al ver que sólo hay dos candidatas a mejor canción fue considerable y comprensible (para eso, que eliminen la categoría). Uno de los nominados es una leyenda de la música brasileña como Sergio Mendes, que escribió con Carlinhos Brown y Siedah Garrett la canción de "Río" candidata, y que tiene garantizado su lugar en el Olimpo musical por canciones como su versión de "Mas que nada" con Brasil '66. Por cierto, que Garrett ya estuvo nominada, junto con Henry Krieger, por "Love you I do", de "Dreamgirls".

- John Williams tiene tantas nominaciones, que los diplomas deben salirse de su despacho, o de donde los guarde. Lo curioso es que el primero de sus cinco Oscars lo ganó por la adaptación musical para "El violinista sobre el tejado" (sí, existían esas categorías), y luego se los llevó, ya por composiciones originales, por "Tiburón", "La guerra de las galaxias", "ET" y "La lista de Schindler".

- Oh, y el teatro Kodak dejará de ser mencionado como tal el domingo. Eastman Kodak está en bancarrota y ha pedido que se retire su nombre del lugar.

P.D.:  El vídeo del centro es de la banda sonora de "Matar un ruiseñor" porque esa película cumple 50 años en 2012 y porque Elmer Bernstein perdió en 1963 el Oscar por esta cinta ante "Lawrence de Arabia". Fue también el único premio de la Academia que recibió Gregory Peck.
Publicar un comentario