14 febrero 2012

La hermana pobre de Bad Robot



Las comparaciones con "Perdidos" de cualquier serie de misterio que se estrene ya se han convertido en un cliché de lo gastadas que están, y cuando dicha serie de misterio proviene de Bad Robot, la productora de J.J. Abrams, el nivel de escrutinio y búsqueda de referencias llega a ser casi ridículo. La obsesión que hay todavía con esa serie, más de un año después de su final, hace que prácticamente nos olvidemos, primero, de que Abrams muchas veces no hace más que poner su nombre en las series y nada más, y segundo, que antes de "Perdidos", Bad Robot ya produjo un título de misterios, acción, espías y cliffhangers locos que enganchó a un buen número de espectadores en la ABC: "Alias".

Curiosamente, se estrenó en la misma temporada que "24", otra serie de conspiraciones y espías, pero sus aproximaciones al tema eran diferentes. En la serie de Fox, Jack Bauer, su protagonista, trabajaba para una división especial antiterrorista y, en su primera temporada, tenía que impedir un complot para asesinar al candidato demócrata a la presidencia del gobierno. En "Alias", las cosas eran un poco más complicadas para Sydney Bristow, que trabajaba para quienes creía estar combatiendo  y que tenía una historia familiar... digamos que compleja. En cada episodio, Sydney tenía una misión que cumplir, y para fomentar el enganche del público, ésta se resolvía antes del final y nos quedábamos con el cliffhanger del principio de la siguiente misión. De hecho, esos cliffhangers alucinados de final de temporada se convirtieron en unas de las señas de identidad de la serie. Decidle a cualquier fan la frase "Hong Kong, dos años después", y veréis lo que os responde.

También es muy probable que ese fan os diga que la mitología de "Alias" cada vez se hizo más y más complicada y retorcida (algo que el propio J.J. Abrams reconoce) y, de hecho, las nuevas series de Bad Robot que tienen, a su vez, mitologías de fondo y serialización no siguen el patrón de "Perdidos" para ver qué pueden hacer y de qué deben huir en ese aspecto; utilizan los logros y los fallos de "Alias" para orientarse. Y la sombra de esa serie (y de su bola roja) se nota mucho en otras producciones de Bad Robot, especialmente en "Fringe". No en vano, Jeff Pinkner y J.H. Wyman fueron productores ejecutivos de las aventuras de Sydney Bristow durante un par de temporadas (por cierto, hace un par de capítulos, "Alcatraz" hizo que uno de sus presos se apellidara Pinkner).

Quizás que sus dos últimas entregas coincidieran con las dos primeras temporadas de "Perdidos", cuando esa serie estaba en lo más alto en cuanto a audiencias, han contribuido a que "Alias" sea un poco la gran olvidada del catálogo de Bad Robot (bueno, realmente ese honor le corresponde a "What about Brian?"), y tal vez que todo el furor seriéfilo en Internet se desatara muy cerca de su final tuviera también parte de la culpa. "Alias" fue un gran éxito para la ABC, un viaje trepidante por los disfraces locos de Sydney, las idas de olla más bizarras y divertidas que os podais imaginar y los problemas más que de la CIA, de una familia tan disfuncional y peligrosa como los Bristow.

P.D.: De regalo, la reunión de Jennifer Garner y Victor Garber en el primer número especial de reuniones de "Entertainment Weekly".
Publicar un comentario en la entrada