24 abril 2014

Casi famosos (LIII)

Esta pobre sección estaba criando polvo en la estantería del blog desde hace meses, así que es el momento de retomarla con una selección de unos cuantos de esos actores que ahora son conocidos por sus papeles en televisión, pero cuando sus nombres aún no eran tan famosos.

Empezamos con toda una veterana en esto de los pequeños papeles episódicos, Carrie Preston. Uno de ellos, el de Elsbeth Tascioni en "The good wife", le reportó el Emmy a mejor actriz invitada de drama, pero antes de ese personaje, y de interpretar a Arlene, la camarera pelirroja de Merlotte's en "True blood", pasó por títulos tan peculiares como "Wonderfalls", la primera serie que creó Bryan Fuller. En ella, como no podía ser de otro modo, daba vida a un personaje peculiar, por decirlo de algún modo, lo que es tanto tradición para Preston como para Fuller. También la habéis visto en "Perdidos", en un par de series de la franquicia de "Ley y orden" y probad a ver si la reconocéis, con su rubio natural, en "La boda de mi mejor amigo".

 Y ya que estábamos hablando de "Wonderfalls", su protagonista era una actriz canadiense, Caroline Dhavernas, que se ha reencontrado diez años más tarde con Bryan Fuller en "Hannibal", donde es la doctora Alana Bloom. Jaye no era su primer trabajo, aunque bien puede ser el que la pusiera en el radar de cierto público, tirando a minoritario. Entre ambas series, de todos modos, tuvo tiempo de pasarse por la breve "Off the map", de hacer bastante cine y de ser la vecina de la que estaba enamorado el personaje de James Badge Dale en "The Pacific". Curiosamente, en aquella miniserie sonreía más que en "Hannibal".

"Hannibal" no sirve para nuestro siguiente "casi famoso", el mismísimo doctor Lecter, o lo que es lo mismo, Mads Mikkelsen. Su salto a la fama fue como el villano de "Casino Royale", pero antes de eso tenía ya una larga carrera en el cine a sus espaldas, iniciada con "Pusher", que era también el debut como durector de Nicolas Winding Refn. La pinta de hooligan que llevaba en esa historia de traficantes de drogas era para enmarcar. Hasta llegar a "Hannibal", Mikkelsen ganó el premio de interpretación masculina en el festival de Cannes por "La caza", coincidió con Hugh Dancy en "El rey Arturo" y hasta participó en una película española, "Torremolinos 73". Su hermano mayor, Lars, también es actor, conocido en el resto del mundo gracias a "Forbrydelsen" y a su villano fugaz en la tercera temporada de "Sherlock".

Volvamos a las actrices nacidas en Canadá, y fijémonos en esa niña que, con 14 años, participaba en una serie de ciencia ficción llamada "2030 CE". El look es un poco tipo Cosima, con lo que Tatiana Maslany estaba ya entrenándose para ser la protagonista total de "Orphan Black". La mezcla de cine y televisiñon que hay en su currículum en bastante curiosa, incluyendo una serie juvenil musical como "Instant star", la miniserie "La Natividad", "Being Erica" y cintas de terror como "The Messengers". Desde que saltó a la fama, ha pasado brevemente por "Parks and recreation" y ha protagonizado, junto a Richard Dreyfus, "Cas & Dylan", la primera película para cine, y no para la tele, que dirige Jason Priestley.

Vamos a terminar con otro chaval, al menos en el fotograma. Iain De Caestecker tenía también 14 años cuando consiguió un papel en "Coronation Street", uno de los culebrones más veteranos de la televisión británica. De ahí dio el salto a otras series y a la que lo hizo más o menos conocido, "The Fades", en la que también participaba una Natalie Dormer post-"Los Tudor" y pre-"Juego de tronos". La BBC la cancelaría, pero a él le sirvió para mudarse al otro lado del Atlántico, como uno de los científicos nerds de "Marvel's Agents of SHIELD". Su compañera en las labores frikis allí, Elizabeth Henstridge, también pasó por un culebrón en el Reino Unido, aunque en su caso fue "Hollyoaks".
Publicar un comentario