05 octubre 2014

Dos muertes, dos pueblos

Cuando Hollywood decide hacer un remake de una película o de una serie extranjera, se escuda en que es una obra que no ha llegado a la mayoría del público americano. "Hatufim" o "Los misterios de Laura" no se habían visto allí antes de que se hicieran "Homeland" y "The mysteries of Laura", pero la versión de "Broadchurch" que FOX estrenó esta semana, bajo el título de "Gracepoint", se ha visto bajo un escrutinio mucho mayor porque la serie de ITV se emitió el año pasado por BBC America. Evidentemente, no la siguieron ni de lejos los más de ocho millones de espectadores que se pegaron al televisor en el Reino Unido, pero la gran mayoría de los críticos sí la vio, y por eso pueden preguntarse con propiedad qué sentido tiene este remake. Los que no la vieron, no obstante, simplemente piensan que "Gracepoint" merece la pena.

¿La merece? Para empezar, "Broadchurch" no es la obra maestra que de repente parece ser. Es más convencional de lo que parece y en la trama del duelo de la familia Lattimer, por desgracia para ellos, "Forbrydelsen" y "The Killing" se les adelantaron, pero es cierto que tiene un final muy potente que descansa sobre una Olivia Colman sensacional. Con sólo el primero de "Gracepoint" no podemos saber si va a elevarse sobre todas las trampas que esconden estos misterios para toda una temporada (incluso aunque sólo vayan a ser diez capítulos), y para quien haya visto "Broadchurch", va a ver por segunda vez prácticamente lo mismo. Pero para quien se enfrente a la serie "virgen", el episodio inicial presenta con eficacia las principales piezas del misterio y nnos permita hacernos una idea de cómo es ese pequeño pueblo costero; todo el mundo se conoce, es tan tranquilo, que lo más emocionante que aparece en el periódico local es el evento deportivo del instituto, pero nos queda claro con un par de tomas que no debemos creer todo lo que veamos.

El dúo Anna Gunn-David Tennant necesita aún algo de trabajo para que la dinámica entre los dos policías sea entretenida de ver, pero ahí hay potencial, y lo cierto es que la familia Solano transmite bien el dolor por la pérdida de su hijo. La madre de Danny es Virginia Kull, otra veterana de Broadway que puede seguir los pasos de Carrie Coon ("The Leftovers") y llamar la atención en la televisión, y que en el primer capítulo maneja realmente bien el frágil estado emocional de su personaje. Lo que de momento no pinta especialmente bien es la subtrama de los periodistas, que apunta a quedarse en el cliché En "Broadchurch", tener a Vicky McClure como esa reportera que llega de la ciudad le daba un toque extra a la historia, un toque que veremos si puede darle Jessica Lucas (antes vista en "Cult").

Para quienes hayan visto "Broadchurch", es muy probable que "Gracepoint" no vaya a aportarles mucho más que ver a otros actores interpretando a esos personajes (excepto David Tennant, que de momento sólo cambia el acento), pero para quienes no la hayan visto y se animen directamente con el título de FOX, puede ser un visionado interesante. Veremos cómo manejan la investigación de la muerte de Danny (que por supuesto tiene que tomar caminos imprevistos y destapar secretos del pueblo) y cómo construyen la relación entre Ellie Miller y Emmet Carver.

Música de la semana: Jamás se me habría ocurrido que "Bajo la misma estrella" y "The Blacklist" podráin compartir canciones en su banda sonora, pero esta semana lo han hecho con "Long way down", del joven británico Tom Odell.
Publicar un comentario