08 octubre 2014

Sobredosis heroica


¿Hemos llegado al punto de saturación de los superhéroes? Si no es así, ¿está cerca de llegar ese momento? Es una pregunta que el mundo del cine lleva tiempo preguntándose, sin que haya una respuesta clara. Cuando parece que una película puede significar el declive del subgénero, termina dominando todas las taquillas como ha hecho “Guardianes de la galaxia”, y mientras Hollywood sigue exprimiendo todo lo que puede el limón, la cuestión se ha trasladado a la televisión, donde los cómics son las nuevas sagas literarias que adaptar. Hay una decena de series basadas en ellos en emisión o a punto de estrenarse, con “The Walking Dead” como el exponente más exitoso, pero también es la excepción. Es la única capaz de superar los diez millones de espectadores y de liderar en la demográfica joven, y la única que se ha convertido en un fenómeno. Entre las demás, hay algunas que funcionan bien, pero no se pueden comparar a los zombies de la AMC.

Conforme han ido pasando las primeras semanas de la temporada televisiva, se ha visto que lo que parecía un potencial triunfo, va a quedarse en algo más terrenal. Fuimos todos demasiado rápidos, por ejemplo, en determinar que “Gotham” iba a ser el éxito masivo que no está siendo “Agents of SHIELD”, pues lleva dos semanas dejándose por el camino parte de los espectadores que la siguieron en su estreno. Mientras tanto, la serie de ABC vive agarrada a los datos de Live+3 y Live+7, que teóricamente este año van a ser tan importantes para las cadenas como las audiencias en directo. El goteo de justicieros continuó ayer con el estreno de “The Flash” en The CW (el mejor de la cadena en cinco años) y seguirá hoy con el regreso de “Arrow”, una serie que, con menos expectativas y un umbral de éxito más modesto, está sobreviviendo la mar de bien a esta sobredosis superheroica.

Si estas series quieren mantener la atención de los fans de los cómics, no pueden salirse demasiado de su temática y su tono, y si pretenden buscar al público masivo, a lo mejor pierden a los fieles que pueden salvarlas cuando se vean en la burbuja. Lo geek no es tan mainstream como nos hacen creer, así que el listón no puede ser tan alto. Situaciones como las de “The Walking Dead” se dan muy de vez en cuando, del mismo modo que no es tan habitual que una serie como “Juego de tronos” (de fantasía, aunque lo disimule) sea un fenómeno global. El punto de saturación de los superhéroes televisivos puede alcanzarse el año que viene, con “Supergirl” en CBS y el desembarco de Marvel en Netflix, ¿pero se habrá cansado el público para entonces de ellos? ¿Son comparables el tirón de los superhéroes en el cine con el que pueden tener en televisión?
Publicar un comentario en la entrada