19 octubre 2014

El honor de Nessa Stein

Hugo Blick no hace series para todos los públicos. Su anterior miniserie para BBC, 'The shadow line', exploraba las difusas líneas que separaban a policías y jefes de organizaciones criminales a través de una conspiración llena de secretos y una atmósfera bastante malsana, lograda con un ritmo muy lento y muchas vaguedades en las relaciones entre sus personajes. 'The shadow line' no era fácil de seguir, y comparada con ella, el primer episodio de 'The honourable woman', su siguiente trabajo para la cadena, parece un thriller de acción. Pero sólo lo parece. Ver ese primer capítulo dentro del Festival de Series de Canal+, en una sala en la que más de la mitad del público ni siquiera había oído hablar de esta serie, fue una experiencia curiosa porque adaptarse al ritmo que Blick da a la historia de Nessa Stein no es sencillo.

Nessa, interpretada por Maggie Gyllenhaal, es la heredera de la empresa de armas de su padre, un importante magnate israelí. Sin embargo, ella quiere hacer algo de provecho con el legado de su padre, algo que se ve constantemente torpedeado no sólo por la situación entre israelíes y palestino, sino por los propios secretos del pasado de Nessa y de su familia. Resulta muy curioso que BBC Two emitiera esta serie justo cuando Isarel estaba bombardeando Gaza este verano, porque sólo en la primer episodio ya se nos explica bastante más del conflicto de Oriente Medio que en todos los telediarios que pudiéramos ver entonces. El monólogo en voz en off con el que se abre la miniserie ya deja claro que los secretos y las intenciones ocultas de cada uno de nosotros van a ser los principales temas de la historia.

Ese primer capítulo de 'The honourable woman' va ganando tracción con el paso de los minutos. De lo que parece una presentación de personajes bastante morosa, enseguida vamos pasando a un tramo en el que empiezan a pelarse las capas que hay bajo Nessa, bajo esa imagen de gran compostura y flema británica con la que se enfrenta a todos los problemas que se le presentan. Sin embargo, ese secreto de su pasado (y probablemente también los pecados de su propia familia) amenaza con hacer descarrilar la vida que se ha construido para ella, una vida que, problabmente, en el interior de Nessa descarriló hace tiempo. El capítulo inicial tiene una estructura paralela muy interesante entre ella y el agente del MI6 encargado de Oriente Medio, al que interpreta un Stephen Rea que en "The shadow line" ya era un muy peculiar asesino a sueldo.

"The honourable woman" destaca también por unos espectaculares planos nocturnos de Londres, en los que se juega con las sombras y la composición para dar una sensación ominosa muy conseguida. Visualmente, es una miniserie muy interesante, en la que se repiten constantemente las tomas de cortinas meciéndose con la brisa que entra por una ventana abierta. ¿Es la brisa de los secretos que saldrán a la luz?

Música de la semana: Que el nuevo escenario de "American Horror Story" sea un circo de "curiosidades" está permitiendo que Ryan Murphy se esté marcando su propia versión monstruosa de "Glee". Si en el primer capítulo teníamos a Jessica Lange cantando "Life on Mars", en el segundo le tocó el turno a Sarah Paulson con "Dream a little dream of me", canción que The Mamas & The Papas que luego ha versionado todo el mundo, incluido el reparto de "Glee".
Publicar un comentario