01 abril 2015

Ficción de fans

En Estados Unidos, marzo es sinónimo de la fase nacional del campeonato universitario de baloncesto, lo que se conoce como March Madness porque, en apenas un mes, 86 equipos se enfrentan entre sí hasta llegar a la Final Four, en la que se decide al campeón. Las webs televisivas, por ejemplo, aprovechan para hacer sus propios brackets con rondas de enfrentamientos directos para elegir desde el mejor superhéroe a la mejor pareja, que es la idea que ha tenido Zimbio. Hasta han dividido a las parejas por conferencias (con nombres geniales como "conferencia Ross & Rachel", por ejemplo), y el fandom se ha movilizado como si no hubiera otra cosa en el mundo. Al final, el título lo dirimieron Root y Shaw ("Person of interest", y que fueron las ganadoras) y Clarke y Lexa ("Los 100"), demostrando el músculo que pueden sacar los shippers de parejas no oficiales (pero con subtexto, que es de lo que se alimentan los shippings) en Internet.

Esta competición es sólo la punta del iceberg de todo lo que el fandom de una serie mueve en Internet, y es parte de ese fenómeno que es el fan fiction del que ya hablamos algo hace un tiempo, pero que ha vuelto a estar de actualidad por la película de "Cincuenta sombras de Grey" y porque Vulture le dedicó no hace mucho un especial que tocaba desde los temas más populares para escribir fanfics (sorpresa, es el grupo One Direction) hasta los ejemplos de gente famosa que hacía sus propias labores de fan, como Steven Soderbergh remontando sus películas favoritas. Repasaba los diferentes subgéneros que se tocaban (desde OTP, one true pairings, a los de personas reales, que quizás sean los más perturbadores), y lo que acababa quedando más o menos claro es que son las historias románticas las que dominan en los fanfics (y que "Sobrenatural" sigue teniendo un sorprendente tirón en este aspecto).

Entrar en ese grupo de series que excitan las imaginación de los fans lo suficiente como para se pongan a escribir nuevas historias sobre sus personajes es garantía de fandom fiel, pero al mismo tiempo muy crítico. En su cabeza se han imaginado ya cómo quieren que continúe la historia, y lo han plasmado con palabras, por lo que cualquier evolución que se desvíe de esa idea, puede acarrear consecuencias poco agradables en redes sociales. Una implicación tan grande con una serie es un poco como tener una relación muy absorbente con otra persona. Sin embargo, no todos los trabajos del fandom son historias cortas. Hay gente con mucho talento haciendo fanart variado, y hasta webcomics. El mismo reportaje de Vulture mencionaba "Copra", un cómic que nació como fanfic de "Escuadrón Suicida", y hay gente que ha llegado a preguntarse si DC y Marvel no deberían contratar a algunos de estos autores.

El fanart, de todos modos, es una de las representaciones más fascinantes de este mundo. El dibujo que ilustra esta entrada, por ejemplo, es un un mashup (un clásico del fanfic) de "The legend of Korra" con Harry Potter de Shorelle, un Tumblr repleto de mezclas de este estilo (y de dibujos sobre "Star Wars"), y es sólo una pequeña muestra de la cantidad de ilustraciones que suelen colgarse en DeviantArt. Ahí es donde los fans muchas veces dejan a los responsables de las series totalmente boquiabiertos.
Publicar un comentario en la entrada