30 junio 2006

"Seven" a la española



Una de las grandes apuestas de Cuatro en el terreno de la ficción de producción propia, "Génesis", terminó el pasado miércoles. Ignoro si volverá para una segunda temporada, que tendría a los personajes en un punto de partida interesante y que podría aprovecharse para darles más peso y hacer que la serie se despegue definitivamente de tramas que deben demasiado a los asesinos en serie del cine estadounidense.

Los dos últimos capítulos, por ejemplo, nos mostraban un asesino que mataba a personas que él consideraba pecadores, siguiendo los Sacramentos, y dejando números de cera que indicaban versículos de la Biblia. El asesino implica incluso a Mateo, el jefe del grupo especial de investigación, al que le toca "sufrir" el sacramento de la penitencia. ¿No os recuerda a "Seven"? Cambiamos los siete pecados capitales por los siete sacramentos, pero seguimos implicando a uno de los protagonistas a través de su novia. La única diferencia de este asesino es que, al contrario de lo que pasaba con John Doe, sí tiene una relación personal con alguna de las víctimas, y en lugar de moverle un sentimiento pervertido de justicia divina, lo suyo es más una venganza personal pasada por el fanatismo religioso. Para asesinos de ese perfil, la ópera prima como director de Bill Paxton, "Escalofrío", ofrece un estudio de personajes cuanto menos inquietante.

"Génesis" ha tenido sus momentos en los que apuntaba a algo con personalidad propia, y los actores han ido soltándose un poco más. Como apuesta diferente, no ha estado mal, si bien es cierto que tiene mucho margen de mejora en las tramas de episodios, demasiado típicas. Eso sí, con ésta me ha pasado una cosa parecida a lo que me pasa con "Hospital Central" y "Urgencias": Me creo más a los actores de la segunda, que está doblada, que a los de la primera. Curioso, ¿no?

P.D.: Impactada me he quedado al enterarme de la muerte del director argentino Fabián Bielinsky, uno de los nombres más interesantes no ya de la cinematografía de ese país, sino del mundo. El mejor homenaje que se le puede dar es ver de nuevo esa gran película que es "Nueve reinas", que hay que disfrutar sin saber absolutamente nada de ella. Descanse en paz.

Publicar un comentario