07 junio 2009

Etiquetas

El encasillamiento es uno de los mayores temores de un actor. Un personaje que te da mucho éxito, y que debería abrir un montón de puertas, en realidad acaba estrechando tus opciones hacia una repetición ad nauseam del mismo personaje en diferentes variantes. El estreno, la semana que viene, de "Nurse Jackie" en Showtime ejemplifica el esfuerzo de un actor por salirse de ese encasillamiento. Edie Falco, protagonista de la serie, fue durante seis temporadas Carmela, la mujer de Tony, en "Los Soprano", un papel que tenía el potencial de hacerla desaparecer debajo de la laca de su peinado. Sin embargo, en esta entrevista, la propia Falco cuenta cómo ha intentado salir de la sombra de Carmela, desde interpretando a la congresista demócrata que tiene un affair con Jack Donaghy en "30 Rock" a la enfermera de Urgencias que centra esta nueva serie.

Los esfuerzos de Falco por seguir trabajando, encontrar material interesante y, al mismo tiempo, no repetir el mismo trabajo que hizo en la serie que la hizo famosa, resultan muy interesantes en una industria que rápidamente etiqueta y coloca en cajitas a sus trabajadores. Otra de las series de estreno de este verano, "Royal pains", está protagonizada por Mark Feuerestein, un tipo experto en los papeles de buen chico y prácticamente encasillado en ellos. Es como Jason Priestley y la larga sombra de Dylan Brandon Walsh. Ciertamente, cuesta cambiar la mirada del público y de la industria cuando tienes mucho éxito en un tipo muy específico de papel, y si logras triunfar haciendo algo diferente, entonces te encasillarán en ese nuevo personaje.

Las estrellas lo son, en cierto modo, porque casi siempre interpretan variaciones del mismo personaje, con contadas excepciones. Así funcionaba el star-system del Hollywood clásico, y de él sólo se salían los denominados character actors, los secundarios versátiles capaces de dar consistencia y brillar en comedias y dramas, y con un físico tan especial, que resultaría difícil "venderlos" como estrellas. El marketing ya tenía mucha importancia entonces. De todos modos, todo actor que busca salir del encasillamiento de determinado personaje tiene siempre como ejemplo a Anthony Hopkins. Siempre será Hannibal Lecter, pero ha conseguido ser reconocido y tener éxito por otras cosas, aparte de ese psicópata brillante y enigmático que irrumpió en el cine de los 90 como un elefante en una cacharrería.

Música de la semana: Esta semana, en Twitter, hemos tenido un monotema musical curioso, que eran versiones imposibles, o peculiares de canciones conocidas. No es que ésta sea una versión imposible, pero es interesante. Se trata de "So you say you lost your baby", que Death in Vegas y Paull Weller versionaron de un original de Gene Clark, fundador de The Byrds.

6 comentarios:

Jaina dijo...

Yo acabo de terminar la primera de Los Soprano y tanto ella como el resto de los actores están que se sale. Normal que en su momento se arrasase con los premios actorales.

Unos que van camino de morir de encasillamiento son el prota de Smallville y Sarah Michelle Gellar, que con los truños que hace, normal que la gente se acuerde de Buffy todavía. A ver qué pasa con la nueva serie que va a sacar para la HBO.

Dos puntualizaciones:

- ¿Jackie no se estrena mañana junto con la quinta de Weeds?

- Jason Priestley era Brandon Walsh, no Dylan :P

MacGuffin dijo...

Oh, madre, siempre tuve un poco de lío con Dylan y Brandon :) Y sí, Nurse Jackie se estrena mañana.

satrian dijo...

Los buenos actores pueden desencasillarse, si la industria les deja y no les empiezan a dar los mismos papeles una y otra vez, y tienen que ganarse el pan, una pena.

ALX dijo...

Que se lo digan a David Duchovny.

OsKar108 dijo...

Los buenos actores son los que consiguen que pese a haber "bordado" un tipo de personaje consiguen que al verlo en otro te llegues a olvidar de su "personaje estrella". Aunque muchas veces el problema está en que se les ofrezca otro tipo de papel por parte de las productoras.

¡Saludos!

Crítico en Serie dijo...

Tener papeles de buen chico, al estilo Mark Feuerstein, tampoco es una maldición. ¿Has visto ya Royal Pains?

Y sí que es cierto que la mayoría de actores hacen variaciones de un mismo personaje. Pero a veces deciden interpretar un reverso negativo y así la crítica se rinde a sus pies. Para luego volver a lo mismo de siempre (que yo no critico). El día, por ejemplo, que Katherine Heigl interprete a una psicópata, oscar al canto ;)

(y me gusta tu reflexión acerca de los encasillamientos, ¿pero no te pone un poco nerviosa que la crítica de Nurse Jackie sólo se centre en "Oh, ya no es Carmela y qué bien que lo hace"?)