10 junio 2009

El vuelo de Ícaro

El pasado viernes, la tertulia teleginia encalló en un tema que suele dar para mucha polémica y controversia entre los teléfilos: las series que se desinflan antes de tiempo. Digo que da para discusiones muy acaloradas porque lo que para uno es el punto en el que una serie salta el tiburón, para otro es una genialidad que la adentra por un camino mucho más interesante. El ejemplo más claro de los últimos años es "Galáctica", que a mí me parece estupenda, hay quien cree que perdió el rumbo a partir de la mitad de la segunda temporada y luego hay otros a los que la serie les empezó a gustar de verdad desde ese punto. Nunca llueve a gusto de todos.

De todos modos, y por mucho que nos pueda pesar, es "Héroes" la que ha mostrado con mayor claridad los síntomas de Ícaro. A un principio de serie rutilante, que le ganó comparaciones con "Perdidos", le siguió una caída desde la cima espectacular, sólo explicable porque murió de éxito; sus responsables se preocuparon más de las giras mundiales y los especiales de todo tipo antes de que acabara la primera temporada, que de mantener una serie interesante. Morir de éxito es mucho más fácil de lo que parece; todo el mundo te dice que eres estupendo y genial, y te crees que puedes dormirte en los laureles sin haber demostrado todavía nada. Acabas como un Robinho cualquiera en el Manchester City, vamos.

No hay que olvidar, por otro lado, que tú puedes tener una idea preparada para un determinado número de episodios y que luego tenga tanto éxito que te veas obligado a alargarla. Las primeras temporadas de "24" y "Prison Break" estaban diseñadas, en un principio, sólo para 13 capítulos, en previsión de que la audiencia les diera la espalda. Pero como no ocurrió así, a Kim Bauer tuvieron que volver a secuestrarla y a Michael hubo que fastidiarle el plan cuando parecía que iba a funcionar. "Prison Break" no se recuperó de la salida de la cárcel. "24" ha aguantado siete temporadas (con una octava en camino) con mejor prensa entre los fans (aunque yo sólo vi esa primera temporada).

Nuestro gusto personal determina muchas veces dónde creemos que el globo de una serie se pincha. Para las que aguantan muchas temporadas el globo, más que pincharse, va desinflándose lentamente, hasta que el desgaste las deja esqueléticas y sin una sombra de lo que fueron en principio. ¿Es que nadie va a apiadarse de "Smallville" y liquidarla ya? Que va por la novena temporada.
Publicar un comentario