25 junio 2009

Premios 'King-size'

Curiosa tendencia la que ha surgido este año en los premios audiovisuales más importantes de Estados Unidos (y del mundo, en parte). Si primero fueron los Emmy los que anunciaban que, en las categorías importantes de interpretación y en las de serie de drama y de comedia, habría seis nominados (con opción de incluir un séptimo en caso de empate), ahora son los Oscars los que se descuelgan con un anuncio similar que, de rebote, los lleva de vuelta al pasado, a aquellos años en que se entregaban en el hotel Roosevelt o en el Grauman's Chinese Theatre. Porque, entre 1932 y 1942 (como muy bien recuerdan en Gold Derby), los Oscars ya contaron con 10 candidatas a mejor película, como ocurrirá el año que viene.

Las razones para estas categorías superzised son diversas. En el caso de los Emmys, en las últimas ediciones ya hubo un par de categorías en las que, por culpa de un empate en votos entre dos nominados, había seis candidatos, y supongo que así dan alguna esperanza a que entre alguna sorpresa en el grupo final (lo dudo mucho, la verdad). En cuanto a los Oscars, desde hace tiempo se les critica que las cinco películas nominadas suelen tener una escasa repercusión entre el público y ser demasiado "de arte y ensayo" (ni que Theo Angelopoulos estuviera nominado todos los años), y que acaban dejando fuera títulos con buena taquilla que podrían ser susceptibles de competir por el Oscar. El caso de "El caballero oscuro" el año pasado (que ganó al mejor secundario) terminó de elevar mucho más el tono de esas críticas, e imaginándose la que puede montarse en diciembre con "Star Trek" (que en EE.UU. ha encantado), la academia ha decidido volver a la decena de películas nominadas.

Lo que quiere decir que veremos alguna opción realmente extraña, y que las reconocidas por los Globos de Oro, especialmente en el apartado de comedia, lo tendrán más fácil para figurar en el Kodak Theatre. Tom O'Neill, de todos modos, recuerda la lista All-Star de nominadas de 1939: "Lo que el viento se llevó" (que fue la ganadora), "Amarga victoria", "Adiós Mr. Chips", "Tú y yo", "Caballero sin espada", "Ninotchka", "La fuerza bruta", "La diligencia", "Cumbres borrascosas" y "El mago de Oz". También dice que hubo años con 8 nominadas y otros, con 12, y que la última edición en la que hubo tantas candidatas fue en 1943, el año en que ganó "Casablanca". Este año, no veo tan fácil una decena de nominadas de nivel, pero igual así los de Pixar consiguen que "Up" se cuele en la categoría grande.

Esta ampliación de candidatas no significa que, instantáneamente, vayan a reconocerse el tipo de series y películas que siempre se quedan fuera. Habrá seis nominadas a mejor drama en los Emmy, pero no esperéis ver ahí ni a "Galáctica" ni a "Friday Night Lights" (aunque parece que Connie Britton tiene serias opciones de estar nominada a mejor secundaria de drama), y una película tan de género como "Moon" (que está sin estrenar) lo tendrá difícil en los Oscars incluso aunque acabara siendo una maravilla. Hay cosas que nunca cambian.
Publicar un comentario