06 junio 2009

La mujer de sus sueños

ALERTA SPOILERS: Van dos entradas casi seguidas sobre "Medium", pero es que hay que comentar el final de la quinta temporada, final también de la etapa de la serie en la NBC. Ya sabéis cómo es esto, si no lo habéis visto, y no queréis saber quién es Oswaldo Castillo, por ejemplo, ni sigáis leyendo.

"Medium" es una de esas series "mosquita muerta", de las que tienen buenas audiencias y consistencia sin hacer ruido, sin grandes campañas de promoción y prácticamente volando bajo el radar, que siempre "caza" a las mismas cuatro series de las que todo el mundo habla. En el último mes, ha entrado en el radio de acción de ese radar por las peculiaridades de las negociaciones entre estudios y cadenas para renovar las series, que hicieron que la NBC la cancelara para, al día siguiente, ser rescatada por la CBS. Y menos mal que veremos una sexta temporada en otoño, porque con ese cliffhanger (otra más), podría haber sido un final de serie de los traumáticos.

El caso es que han estado coqueteando con el tumor cerebral y el coma toda la temporada. Tuvimos un médico con un tumor que se dedicaba a jugar a "Línea mortal" para sacarse un dinero extra, y un coma hace que Allison posea el cuerpo de un pobre tipo al que su mujer intenta matar (interpretado de manera más que convincente por el patriarca de la familia Bluth de "Arrested Development", Jeffrey Tambor). Lo del tumor parece estar de moda esta temporada, ya lo hemos comentado otras veces, y en "Medium" lo emplean para darle más dramatismo a las premoniciones de Allison de que toda su familia va a ser asesinada. Ciertamente, ha sido una de las tramas más inquietantes de toda la serie, bien ejecutada además, que muestra hasta qué punto Allison está dispuesta a pelear y sacrificarse por su Joe y sus hijas, la única cosa que de verdad le importa. Se hizo algo similar, también, en el capítulo en el que un hombre, erróneamente acusado de matar a su esposa, dispara contra Dévalos y Allison, y ella vuelve atrás en el tiempo para intentar arreglarlo.

Los sueños de Allison casi nunca involucran a su familia. De algún modo, unos y otra permanecen separados, y por eso cuando se unen, es suficiente para que ella se asuste de verdad (aquél en el que el doctor Charles Walker atacaba a Ariel creo que aún no ha sido superado, y otro en el que Allison soñaba que su hija Marie moría de cáncer). Esta temporada, la línea que los separaba se ha difuminado más a menudo, también porque se ha seguido mostrando cómo las tres hijas desarrollan sus propias visiones. Ya dijimos que Ariel va por el mismo camino que su madre cuando era adolescente, Bridget por ahora se dedica sólo a ser Bridget (suficiente para que siga siendo la mejor) y los de Marie están acordes con una niña de 5 años, que no obstante juega con muñecas de papel que predicen fusiones empresariales.

Como explicó el propio Glenn Gordon Caron, en el fondo, "Medium" va sobre un matrimonio, es un estudio de los personajes de Joe y Allison, de cómo se enfrentan a los problemas que toda familia tiene que sobrellevar, desde un trabajo lejos de la ciudad a afrontar que tu hija mayor es una adolescente que quiere salir con sus amigos y aprender a conducir, y que está dando los pasos hacia ser una adulta. En ese aspecto, es muy divertido ver cómo el "don" de las DuBois afecta a su vida cotidiana. En la cuarta temporada vimos cómo no había manera de graduarle la vista a Marie porque ésta hacía trampa y leía las letras del cartel en la mente del óptico, y a Joe le desesperaba enseñar a Ariel a conducir porque ésta sabía siempre las instrucciones que él iba a darle.

El último plano de Allison en coma, en la cama del hospital, puede indicar algún cambio en la sexta temporada, como el que la hizo famosa al final de la tercera. ¿Cómo saldrá de él? ¿De verdad la operación para extirpar el tumor elimina su capacidad para soñar? ¿Cómo le irá el próximo otoño en los viernes de la CBS, emparedada entre "Entre fantasmas" y "Numb3rs"? ¿Volverá Patricia Arquette a estar nominada como mejor actriz dramática a los Emmy (ya podría caerle alguna a Jake Weber, ya puestos)?
Publicar un comentario