22 julio 2009

Casi famosos: British edition

El top-less de Anna Friel en "Vanity Fair" ha dejado ojiplático a más de uno, sobre todo por la imagen que tenemos de ella por ser la adorable Chuck en "Pushing Daisies". Pero Friel ya era muy conocida en su Inglaterra natal y, sobre todo por haber protagonizado el primer beso lésbico en horario protegido de la tele británica en el culebrón "Brookside", en 1994. Su personaje, Beth Jordace, era de los más populares de la serie.

La foto es muy pequeña, es cierto, pero el parche del teniente Cave de "Enigma", una película con Kate Winslet y Dougray Scott sobre los descifradores de códigos nazis en la Segunda Guerra Mundial, bien lo vale. Ése es Matthew Macfadyen antes de empezar a hacerse conocido por la serie "Spooks" y a interpretar a un Darcy poco convincente (al menos, para mí) en el "Orgullo y prejuicio" con Keira Knightley.

Igual que con las producciones de época, las series basadas en historias de Agatha Christie han albergado a un buen número de actores ingleses, incluido un jovenzuelo Damian Lewis en el "Poirot" que interpretaba David Suchet. Ya sabéis que yo no voy a reponerme de la cancelación de "Life", así que ahí os lo dejo.

Como la semana pasada quedamos que Martha Jones era la mejor acompañante de "Doctor Who", aquí tenemos a Freema Agyeman en el papel que empezó a darle cierto reconocimiento en la tele inglesa, en el culebrón "Crossroads". En esa foto parece más la novia de D'Angelo en "The Wire", la verdad.

4 comentarios:

satrian dijo...

Que vuelva Life que vuelva Life, que gracioso que está con ese peinado.

MacGuffin dijo...

Yo también quiero que vuelva Life... Y hablando de Life, si encontráis una foto de Sarah Shahi cuando era cheerleader de los Dallas Cowboys no os la perdáis. Vaya pelos :)

OsKar108 dijo...

Que joven está Anna Friel (yo agradezco sus fotos de Vanity Fair, pero creo que nunca dejará de ser Charlotte 'Chuck' Charles para mi).
Que "guapo" está Damian Lewis xD; me uno a la petición de la vuelta de Life, aunque no vaya a servir de nada, pero os acompaño en el sentimiento.
Me ha gustado la referencia a D'Angelo.

¡Saludos!

MacGuffin dijo...

Las soap operas inglesas son una mina, Oskar. Y las australianas :)