21 julio 2009

Gorjeos de pájaros

Es definitivo, Twitter es un invento del Diablo si lo que queremos es huir de spoilers y demás avances que nos arruinen la diversión de enfrentarnos limpios de polvo y paja a nuestras series favoritas (los medios estadounidenses le echan la culpa del batacazo en taquilla que se ha dado allí "Brüno", y cualquier seguidor de "Torchwood" tenía que andarse con mil ojos para que los twitteros ingleses no le contaran la tercera temporada de pé a pá hace dos semanas). En muy poco tiempo, se ha puesto de moda en Hollywood para hacer promoción, y no hay famoso que se precie que no tenga, además de página en Facebook, perfil en Twitter para estar siempre a la última (veréis si Tuenti da el salto a USAmerica). Sin embargo, y como es lógico, no todos tienen unos perfiles que de verdad merezca la pena seguir y, además, no siempre son ellos los que escriben bajo sus nombres.

Hace unos meses, se descubrió que la que todos pensaban que era Tina Fey (con centenares de miles de seguidores), no lo era realmente (ahora ya se ha puesto @NotTinaFey), pero el caso es que tampoco importó demasiado. Incluso la Fey real dijo que la seguía porque era divertida (y sigue teniendo una cantidad indecente de followers). Distinguir entre los reales y los imitadores puede resultar complicado, pero ahí está "The TV Addict" marcándose unas listas de actores, guionistas y, en breve, otros blogueros y críticos de televisión (en los guionistas les falta la siempre grande Jane Espenson, que está bajo el nombre, igualmente genial, de @CapricaSeven). Lo curioso de los guionistas y showrunners, por ejemplo, es que a veces organizan "entrevistas" improvisadas con sus lectores y, además de contar su vida (como lo que han comido, que era un clásico del blog, ahora mismo en stand-by, de Espenson), desgranan cómo es el día a día de una producción para televisión, lo que no deja de ser interesante para unos frikis como nosotros.


Eso sí, pocos twitteros hay tan pasados de rosca, divertidos y, a veces, "bocachancla" como Shaquille O'Neal (tengo curiosidad por ver qué nuevo mote se pone ahora que está en los Cleveland Cavaliers. En Phoenix Suns era "The Big Cactus", por ejemplo). En la NBA, el tema está tan de moda entre los jugadores, que algunos equipos han impuesto una severa disciplina que prohíbe, por ejemplo, twittear desde el teléfono en los descansos.


P.D.: La "fail whale" que aparece siempre que Twitter está sobrecargado se ha convertido en otro fenómeno (cuyo origen se cuenta aquí). Aunque yo reconozco que soy fan del hamster de Torrentz.
Publicar un comentario