29 noviembre 2009

Recuerdos del futuro

No sé qué pasa últimamente con el tiempo, que casi todas las series de ciencia-ficción que se estrenan tiene alguna trama relacionada con viajes o paradojas temporales. La última en llegar es "Paradox", una miniserie de la BBC que sigue a un grupo de policías y un físico que reciben, de forma misteriosa a través de un satélite de comunicaciones, imágenes de desastres que van a producirse en un futuro cercano (en el primer capítulo, sólo son 18 horas), y que ellos deben tratar de evitar. La han descrito como la "FlashForward" británica, pero creo que la comparación con "Minority report" es un poco más acertada. Incluso me atrevería a decir que podría ser una puesta al día de "Edición anterior", con unas gotas de "24", y, en vez de recibir el periódico del día siguiente, tienen unas imágenes, en principio inconexas, sobre un evento que aún está por llegar.

En el primer capítulo, resulta curiosa toda la subtrama de la tormenta solar (ha habido dos tormentas solares perfectas, en 1859 y 1989, que causaron daños peores a los descritos en la serie) y cierto giro cerca del final del episodio es interesante. Sólo van a ser cinco capítulos, y tengo curiosidad por ver si mantienen la tensión y la intriga. Según las notas de prensa que la BBC publicó cuando se anunció el rodaje de "Paradox", pretenden también mostrar los dilemas morales que pueden surgir de tener la capacidad de evitar el futuro, así que veremos si se meten por ese camino o no. El caso es que, por lo poco visto hasta ahora, puede merecer la pena dedicarle un poco más de atención a la miniserie, incluso aunque es más que probable que algunos de los supuestos dilemas a los que puedan enfrentarse sus protagonistas ya los hayamos visto en "Doctor Who", por eso de que el tiempo es algo así como wibbly wobbly timey wimey.

Por otro lado, lo que la detective Flint tiene que afrontar en "Paradox" no se diferencia tanto de los sueños de Allison DuBois en "Medium". Sí, antes de que lo preguntéis, cada capítulo parece que será un caso autoconclusivo, aunque me imagino que investigarán también de dónde vienen esas imágenes. Siendo sólo cinco episodios, el punto de partida no se agotará tan rápido como si fueran 13, por ejemplo. No es que vaya a redimirnos de una temporada no muy boyante en cuanto a estrenos de ciencia ficción, pero puede resultar entretenida.

Música de la semana: Ha sido una asociación inevitable con el tema de la serie, "Time is on my side", de los Rolling Stones. Que, además, era la canción que cantaba el demonio que intentaba cazar Denzel Washington en "Fallen".
Publicar un comentario en la entrada