15 noviembre 2009

Descansos dominicales

1.- Los fans de "Fringe" están preocupados por las bajas audiencias que está cosechando los jueves a las 9, el horario con más visibilidad de la tele yanqui, pero también el más difícil. Ya hablamos sobre eso hace tiempo, y la Ausiella retomó las preocupaciones después de que el último capítulo cayera hasta los 5 millones de espectadores. Al parecer, los jefazos de Fox no están de momento demasiado preocupados, sobre todo por los buenos datos de visionados en diferido y las buenas críticas que está cosechando la segunda temporada, y no tienen en mente ni su mudanza de horario ni cierta palabra que no debe ser nombrada (cancelación, va, ni que fuera Voldemort). Las tribulaciones de "Fringe" contrastan vivamente con "Bones", que ya ha superado en audiencia total a "FlashForward". De hecho, le ganó por casi dos millones en su segunda media hora. Ante eso, sólo se puede decir ouch.

2.- En mi búsqueda de nuevas miniseries inglesas, he dado con "Place of execution", una adaptación en tres capítulos del libro "Lugar de ejecución", de Val McDermid, a cargo de la ITV. Cuenta la realización de un documental sobre la investigación de la desaparición de una niña de 13 años, en 1962, cuarenta años más tarde, un documental que lleva a la periodista encargada de él a descubrir algunas cosas que igual no debería. La serie tiene una interesante atmósfera y hace que el personaje del inspector que investiga la desaparición resulte complejo e interesante. Hay algunas cosas que no encajan bien, pero en general son tres episodios que merecen un vistazo. Además, reconozco que, en la película casera, la niña (que no tiene 13 años ni de broma) muchas veces recuerda a Laura Palmer.

3.- Es curioso como la ciudad de Nueva York es más que un escenario en "White collar". No pierden ocasión de demostrar que ruedan allí los capítulos, y así nos deleitan con tomas clásicas de edificios como el de la ONU, que se veía de fondo en el tercer capítulo, o algunas de las iglesias "escondidas" en medio de los rascacielos del Midtown. La serie sigue a pies juntillas la fórmula de la cadena USA, con un personaje central carismático, capítulos autoconclusivos con una sutil trama horizontal y un sentido del humor ligero. Es de agradecer que, aunque Neal Caffrey sea todo encanto y esté lleno de recursos, su compañero del FBI, Peter Burke, es igual de listo que él, aunque su método sea diferente, y forman un equipo entretenido de ver, y con unas charlas sobre la vida en general muy de Brennan y Booth, por cierto.

4.- Otra serie que está sufriendo cierto desgaste después de un buen comienzo en audiencias es "The good wife". Hay quien la sitúa en peligro de no ser renovada, creo que un poco prematuramente, pero habrá que esperar. Sí he de decir que Kalinda, la investigadora del bufete donde trabaja Alicia, se ha convertido en uno de mis personajes favoritos de la temporada. Todo lo puede y para todo tiene preparada una réplica y una cara de póker a veces más expresiva de lo que parece. La relación entre Alicia y su marido está llevándose de una manera muy interesante, además.

5.- Me reservo un juicio más informado para cuando empiece su hiato forzoso hasta marzo (que no son buenas noticias para ella), pero "V" no acaba de convencerme. No sé si seguirá por el camino de "FlashForward", pero el globo se está desinflando con demasiada rapidez desde mi punto de vista. O igual es que el adolescente me parece tan insoportable, que empaña mi visión del resto.

6.- Como esto concierne al último capítulo de "House" igual debería añadir un aviso de spoilers, así que ahí va. El baile ochentero del congreso de medicina fue uno de los momentos álgidos por varios motivos. Ver a Hugh Laurie con ese disfraz del siglo XVIII era como regresar a sus tiempos del idiota príncipe George de la tercera temporada de "Black Adder", y el atuendo eighty de Lisa Edelstein tenía que ser una alusión a su pasado como Lisa E en los clubes de Manhattan de la época. Y por fin supimos la historia pasada de House y Cuddy, o mejor dicho, se confirma lo que todos sospechábamos.

Música de la semana: En "House", por cierto, utilizaron "Guitar hero", o algún otro juego similar, como parte del diagnóstico inicial de un paciente, y así colaron otra canción del grupo Metric, que parece que últimamente se escucha en un montón de series. El tema elegido aquí fue "Stadium love".
Publicar un comentario