12 noviembre 2009

Dí adiós, Echo

Fue más sorprendente la renovación de "Dollhouse" por una segunda temporada que que Fox haya anunciado que no habrá una tercera. Cualquiera que diga lo contrario, miente como un bellaco. Sus audiencias han pasado de no ser para tirar cohetes a directamente penosas, con retirada en noviembre incluida para no estropear la media de Fox en los sweeps, y aunque ha tenido algunos episodios muy buenos, otros (lamentablemente, los más) se han quedado a medio camino de todo. James Poniewozik hace un resumen en "Tuned In" de las razones que han llevado a esta cancelación que me parece bastante acertado, repartiendo responsabilidades por igual entre Joss Whedon y la cadena.

"Dollhouse" partía de un concepto inicial difícil de llevar a cabo (una organización clandestina borra las personalidades y las mentes de algunos hombres y mujeres y les imprime otras para realizar diversos trabajos por encargo) y, como hemos comentado alguna vez, Eliza Dushku no es precisamente versátil como para interpretar una versión distinta de Echo-Caroline cada semana. Sí, ir a parar al viernes quizás no fuera una buena señal (también porque nosotros no paramos de preconizar su muerte prematura, como si fuéramos Nostradamus), y tener que rodar un nuevo piloto, menos todavía. Pero a veces perdemos de vista que Whedon no ha tenido ningún éxito masivo tipo "Perdidos". Igual ya lo hemos comentado con anterioridad, pero no está de más recordar que "Buffy, la cazavampiros" repartió sus siete temporadas entre dos cadenas de audiencias bastante reducidas, comparadas con las del resto de networks, como The WB y UPN (el germen de The CW), y su primera aventura en las "grandes ligas" fue "Firefly".

El caso de esa serie de ciencia ficción no puede compararse con "Dollhouse", por mucho que las dos se hayan emitido en Fox. Con la primera, la cadena no supo qué hacer con ella y contribuyó a cargársela saltándose completamente el orden de los capítulos, con lo que acabó cancelándola al cabo de 11 episodios. Con "Dollhouse", a pesar de las injerencias que haya podido tener, la cadena le va a conceder dos temporadas de 26 capítulos en total porque, a no ser que cambien de idea a última hora, emitirán los capítulos que faltan entre diciembre y enero, hasta el día 22 de ese mes. En esta situación, no veo que podamos meternos tanto con Fox (para eso está que no se atrevieran a seguir adelante con "Virtuality", por ejemplo).

"Dollhouse" ha sido un proyecto fallido con buenas ideas detrás, pero que necesitaba un milagro para sobrevivir. Y milagros, en la tele, a Lourdes.

Actualización: Se me olvidaba resolver el pequeño acertijo de ayer. Nuestro caballero canoso del esmoquin era Caleb Deschanel, director de fotografía con cinco nominaciones al Oscar en su haber y que recibirá el premio a toda su carrera de la Asociación Americana de Cinematógrafos. Además, claro, es conocido por ser marido de una actriz y padre de dos actrices. Míralos todos aquí juntos.

8 comentarios:

satrian dijo...

A mí me apena, porque me gusta lo que contaba Whedon en la serie, pero quizás no ha sabido transmitirlo bien a la mayoría, esta temporada nos deleitó con un capítulo maravilloso ese Belonging, que nos traía recuerdos de las emociones que nos hizo sentir con Epitaph One.
Por más que supieramos que la cancelación estaba a la vista, me sigue afectando igual, voy a disfrutar con los episodios que me quedan.

Crítico en Serie dijo...

Jamás una cancelación me ha alegrado tanto. Ya puedes intuir que mi pozo no cabe en un pozo.

¿Será que soy malo, muriel?

MacGuffin dijo...

Eres un poco malo, Muriel ;). Pero creo entender los motivos de tu alegría.

Whedon ha dicho en algún sitio que, oliéndose la tostada, el último capítulo de la serie será más o menos cerrado. Veremos.

kiber77 dijo...

Me uno a la alegría de Crítico en Serie, porque lo del señor Whedon no tiene nombre. ¿Cómo es posible que tenga tantos seguidores? Nunca lo entenderé. Por otra parte, es una pena que la hayan cancelado, porque era un somnífero cojonudo. Y de Buffy mejor no hablar...

Adri dijo...

totalmente de acuerdo contigo.. buenas ideas pero muy mal ejecutadas. Realmente ya la hicieron el favor concediendole la segunda temporada.

iocal dijo...

Buena noticia, era un rollo patatero. Ahora a descansar, buscar a alguien que le de dinerín, una tele que le de confianza y a reanudar Firefly.

Y Mc, no te gustará el baseball, pero me encanta que uses su terminología. Lo de las "grandes ligas" te ha quedado perfecto.

MacGuffin dijo...

Estoy demasiado yanquizada, Iocal ;)

OsKar108 dijo...

Yo soy uno de los disgustados por la cancelación, por muy (pero muy) previsible que sea.
A mi en general me gusta mucho, con la salvedad de algunas cosillas de los primeros capítulos y que seguramente Eliza Dushku (por muy bien que esté) no sea la mejor elección para un papel como el de Echo/Caroline. La 2ª temporada ha estado emitiendo capítulos bastante buenos, sobre todo ese Belonging y creo que aún tendría tema para abordar, pero ya fue bastante milagroso que fuese renovada (como les gustó que se redujesen presupuestos de rodaje) por lo que no es de extrañar la cancelación. Como dices, imagino que Whedon se lo debía imaginar y habrá ido preparando un "cierre" lo más digno posible.

¡Saludos!