12 noviembre 2009

Dí adiós, Echo

Fue más sorprendente la renovación de "Dollhouse" por una segunda temporada que que Fox haya anunciado que no habrá una tercera. Cualquiera que diga lo contrario, miente como un bellaco. Sus audiencias han pasado de no ser para tirar cohetes a directamente penosas, con retirada en noviembre incluida para no estropear la media de Fox en los sweeps, y aunque ha tenido algunos episodios muy buenos, otros (lamentablemente, los más) se han quedado a medio camino de todo. James Poniewozik hace un resumen en "Tuned In" de las razones que han llevado a esta cancelación que me parece bastante acertado, repartiendo responsabilidades por igual entre Joss Whedon y la cadena.

"Dollhouse" partía de un concepto inicial difícil de llevar a cabo (una organización clandestina borra las personalidades y las mentes de algunos hombres y mujeres y les imprime otras para realizar diversos trabajos por encargo) y, como hemos comentado alguna vez, Eliza Dushku no es precisamente versátil como para interpretar una versión distinta de Echo-Caroline cada semana. Sí, ir a parar al viernes quizás no fuera una buena señal (también porque nosotros no paramos de preconizar su muerte prematura, como si fuéramos Nostradamus), y tener que rodar un nuevo piloto, menos todavía. Pero a veces perdemos de vista que Whedon no ha tenido ningún éxito masivo tipo "Perdidos". Igual ya lo hemos comentado con anterioridad, pero no está de más recordar que "Buffy, la cazavampiros" repartió sus siete temporadas entre dos cadenas de audiencias bastante reducidas, comparadas con las del resto de networks, como The WB y UPN (el germen de The CW), y su primera aventura en las "grandes ligas" fue "Firefly".

El caso de esa serie de ciencia ficción no puede compararse con "Dollhouse", por mucho que las dos se hayan emitido en Fox. Con la primera, la cadena no supo qué hacer con ella y contribuyó a cargársela saltándose completamente el orden de los capítulos, con lo que acabó cancelándola al cabo de 11 episodios. Con "Dollhouse", a pesar de las injerencias que haya podido tener, la cadena le va a conceder dos temporadas de 26 capítulos en total porque, a no ser que cambien de idea a última hora, emitirán los capítulos que faltan entre diciembre y enero, hasta el día 22 de ese mes. En esta situación, no veo que podamos meternos tanto con Fox (para eso está que no se atrevieran a seguir adelante con "Virtuality", por ejemplo).

"Dollhouse" ha sido un proyecto fallido con buenas ideas detrás, pero que necesitaba un milagro para sobrevivir. Y milagros, en la tele, a Lourdes.

Actualización: Se me olvidaba resolver el pequeño acertijo de ayer. Nuestro caballero canoso del esmoquin era Caleb Deschanel, director de fotografía con cinco nominaciones al Oscar en su haber y que recibirá el premio a toda su carrera de la Asociación Americana de Cinematógrafos. Además, claro, es conocido por ser marido de una actriz y padre de dos actrices. Míralos todos aquí juntos.
Publicar un comentario