09 noviembre 2009

Casi famosos (XXIV)

No sé qué sería últimamente de esta sección sin Tonto y su revisión de "Star Trek. La nueva generación". Probablemente no habría alcanzado tantos números y sería más aburrida que Joseph Fiennes en "FlashForward" (tenía que decirlo, perdonadme). Así que vamos directamente al nuevo hallazgo arqueológico hecho en el interior de la nave Enterprise.

Ya sé que las fotos no son demasiado grandes (problemas técnicos, mejor no os aburro), pero valen para identificar a estos dos actores que empezaron a hacerse famosos con series sobre gente con superpoderes. El de la izquierda es Bill Campbell, podríamos decir que malo oficial de "Los 4400" interpretando a Jordan Collier, que en ese episodio de "Star Trek" se lleva al catre a Teri Hatcher, con una melena que no tenía nada que ver con el aseadito corte de Lois Lane en "Lois & Clark". Antes de enrolarse brevemente en el Enterprise, tuvo tiempo también de pasarse por "Vacaciones en el mar", "MacGyver" (inenarrable) y "Tango y Cash" (aún más inenarrable). El pasado de esta chica es una mina, y ya sin entrar en la época entre "Lois & Clark" y "Mujeres desesperadas".

Carey Mulligan está de moda este año. Creo que ya hemos comentado alguna que otra vez que su papel en "An education" la ha incluido en todas las quinielas para ser nominada al Oscar, y es prácticamente la única mujer en el reparto de la secuela de "Wall Street". Para los fans de "Doctor Who" siempre será Sally Sparrow, y hasta que ha llegado a esa película dirigida por Lone Scherfig, su currículum incluye bastantes producciones de época como la de la foto, "My boy Jack", una película para televisión que contaba la difícil relación de Rudyard Kipling con su hijo Jack, que murió en la Primera Guerra Mundial. La cinta tuvo cierta repercusión por el protagonismo de Daniel Radcliffe y Kim Cattrall. Algunos de los otros papeles previos de Mulligan se recogen en este blog, incluyendo los de "Bleak House" y "La abadía de Northanger" que yo había visto.

"Trainspotting" hizo famosos no sólo a Ewan McGregor, Robert Carlyle y Kelly McDonald, sino también a Jonny Lee Miller, un actor que hasta entonces había pasado por su cuota de adaptaciones literarias para televisión (de "Mansfield Park" a la serie de la señorita Marple) y por un episódico en la tercera temporada de "Principal sospechoso". Sin embargo, de esos trabajos previos a la película de Danny Boyle, el más reseñable es "Hackers" y, más que por su relevancia cinematográfica, por pura cuestión de cotilleo, ya que allí conoció a Angelina Jolie, con la que viviría un breve y accidentado matrimonio. Miller, últimamente, ha sido "Eli Stone" y el señor Knightley de "Emma".


Kate Hudson vivió su particular salto al estrellato gracias a su groupie de "Casi famosos" (de donde viene, obviamente, el nombre de esta sección), pero no fue la única que empezó a hacerse notar. Además de su joven protagonista, Patrick Fugit, por allí inició su camino Zooey Deschanel, cuyo personaje era, precisamente, el de su hermana, que había huido de la sombra de su controladora madre y se había hecho azafata de vuelo. A veces cuesta reconocer a Deschanel en esos primeros trabajos por las diferentes pintas que llevaba en cada uno (atentos, en "Guía del autoestopista galáctico", más que a ella a las melenas de rey león de Sam Rockwell). El mes que viene, los fans de "Bones" por fin conseguirán algo por lo que llevan preguntando varias temporadas, y es la reunión de Zooey con su hermana Emily en esa serie. ¡Doppelgänger a la vista!
Publicar un comentario en la entrada