25 febrero 2011

"Bocachancla" Sheen y jóvenes promesas

1.- Ya estaréis todos al tanto del clavo final en el ataúd televisivo de Charlie Sheen. Después de sus últimos escándalos, orgías, fiestas alcoholizadas, ingresos en el hospital y, fugazmente, en una clínica de desintoxicación, y después de que parecía que Sheen volvería al trabajo sin que el hiato programado en la producción de "Dos hombres y medio" se extendiera demasiado, el actor soltó en un programa de radio tal bilis contra Chuck Lorre, creador de la serie, Alcohólicos Anónimos y hasta las chicas que se van de fiesta con él, que la CBS ha acabado tomando una decisión que han pospuesto mucho tiempo: parar la producción de la serie por esta temporada. Esto quiere decir que, si optan por seguir con ella, ya lo hará el próximo otoño, con una novena entrega en la que no se sabe si Sheen será sustituido o se suprimirá su personaje, porque lo que está claro es que él y Lorre no van a poder trabajar más juntos después de todo lo que se han dicho últimamente. Como decían esta mañana por Twitter, sólo el comportamiento de Sheen podía hundir a la sitcom más vista en Estados Unidos, y así ha sido. ¿La cancelará directamente la CBS? ¿Intentará que funcione con otro actor, o convirtiéndola en "Un hombre y medio"? El futuro de la serie no es nada halagüeño, y el de Charlie Sheen, menos todavía. Ha tardado un poco más que Mel Gibson en darse finalmente el porrazo, pero este ha sido mucho más espectacular.

2.- Charlie Sheen (y esperemos que tampoco Lindsay Lohan) no es el modelo a seguir por las muy jóvenes actrices que están asomándose a Hollywood. La última en llegar es Hailee Steinfeld, de 14 años, nominada al Oscar por "Valor de ley" y a la que las apuestas no descartan para sorprender a Melissa Leo y Helena Bonham-Carter. Es muy pronto para ver si seguirá adelante con su carrera o será flor de un día, y también para comprobar si tiene la cabeza tan bien amueblada como otras adolescentes como Dakota Fanning (16) o Abigail Breslin (14), Chloe Moretz (13), Saoirse Ronan (16) o actrices ya en la veintena, o cerca de ella, como Emma Roberts (20, y aún por explotar), Emma Watson (20), Kristen Stewart (20, si la fama post-"Crepúsculo" no la devora), Mia Wasikowska (21) o, en el lado de los chicos, Keir Gilchrist (18), el hijo de los Gregson en la serie "United States of Tara" y que protagonizó una película que dejó buena impresión creo que el año pasado en el Festival de Sundance, "It's kind of a funny story". Todos ellos, más otros que me dejo por el camino, son una cantera bastante prometedora para los próximos años, aunque no me extrañaría que encontraran en la televisión un sitio mejor para demostrar su talento que en cintas de terror para adolescentes.

3.- Una de las categorías en los Oscars que casi todos los años tiene algún tipo de polémica es la de mejor canción. Este año han vuelto a cambiar el sistema de votación por unas tablas de puntuación, con la idea de que sólo sean nominadas las canciones que obtengan más de unos determinados puntos (por eso este año sólo hay creo que cuatro nominadas), y así se ha quedado fuera la que parecía la favorita a priori, "You haven't seen the last of me", de "Burlesque". Esto nos sirve de excusa para bucear un poco en la historia de esta categoría, que empezó a entregarse en 1934 (ganó "The Continental", de "La alegre divorciada") y buscar cosas curiosas. Por ejemplo, un estándar jazzístico tan famoso como "The way you look tonight" (de "En alas de la danza") recibió el Oscar en 1936, y en 1939 la ganadora fue "Over the rainbow" ("El mago de Oz"). Tal vez puede sorprender descubrir que "White Christmas" ("Holiday Inn") se llevó el Oscar en 1942, y que otro clásico navideño en USAmerica, "Baby, it's cold outside" ("La hija de Neptuno", sí, con Esther Williams), lo hizo en 1949.

La cosa se pone más divertida en la década siguiente. ¿Quién iba a imaginar que "El hombre que sabía demasiado" sólo tuvo una nominación al Oscar en 1956, a la mejor canción, que además ganó? Por supuesto, "Moon river" ("Desayuno con diamantes") fue la triunfadora en 1961, y en 1969, aunque ganó "Raindrops keep falling on my head" ("Dos hombres y un destino"), lo curioso es descubrir que "Valor de ley" tuvo nominada la canción "True grit" (por suerte, perdió). Todas estas, aunque son buenas canciones, desde luego no tienen el ritmo de "Theme from Shaft", triunfadora muy funky en 1971, y la década de 1980 empezaba con la victoria de "Fame". Lo cierto es que los 80 fueron curiosos, porque otras ganadoras fueron "What a feeling" ("Flashdance"), "I just called to say I love you" ("La mujer de rojo"), "Take my breath away" ("Top Gun"), "The time of my life" ("Dirty Dancing") o, marcando el regreso de Disney a las grandes ligas, "Under the sea" ("La sirenita").

Una película que ya casi nadie recuerda (igual porque fue un batacazo importante), "Dick Tracy", ganó en 1990 con "Sooner or later", abriendo una década en la que las películas de Disney ganaban casi siempre. Cuando no lo hicieron fue porque se coló por ahí Bruce Springsteen con "Streets of Philadelphia" ("Philadelphia"), o Celine Dion cantando "My heart will go on" ("Titanic") o, ya en 2000, Bob Dylan con "Things have changed" ("Jóvenes prodigiosos"). En 1999, por cierto, ganó una de "Tarzán" sobre "Blame Canada", de la película de "South Park". Y en los últimos diez años, para cerrar este tochazo, se han dado cosas curiosísimas, como que Eminem ganara en 2002 por "Lose yourself" ("8 millas") o Three 6 Mafia lo hiciera por "It's hard out here for a pimp" ("Hustle & Flow"). En 2004, "Al otro lado del río" ("Diarios de motocicleta") fue la primera canción en ganar sin estar cantada en inglés, y una cinta tan pequeña, pero tan exitosa, como "Once" logró ganar en 2007 con "Falling slowly".
Publicar un comentario en la entrada