17 febrero 2011

La mujer maravilla

La de "Wonder Woman" es uno de los adaptaciones comiqueras que ha dado más vueltas por Hollywood de los últimos tiempos. Desde que, en 2001, el productor Joel Silver anunciaba que se ponía manos a la obra con él, infinidad de guionistas, directores y actrices han estado relacionados con él. Se habló de que gente tan dispar como Sandra Bullock, Rachel Bilson, Catherine Zeta-Jones, Lucy Lawless (que lo rechazó una vez hace tiempo), Charisma Carpenter o, más recientemente, Megan Fox podían meterse en el traje imposible de la amazona Diana, y entre los guionistas asociados figuraron Laeta Kalogridis, Joss Whedon (que estuvo dos años trabajando en el proyecto) y, últimamente, se rumoreaba que David S. Goyer. Pero la cosa nunca ha pasado de, como mucho, un primer borrador del guión, y los principales implicados no parecen ponerse de acuerdo en lo que quieren hacer.

Mientras tanto, la NBC, en esa fiebre por los remakes que les ha dado ahora, se animó a recuperar la "Wonder Woman" que había sido serie de televisión a mediados de los 70, y que lanzó al estrellato a Lynda Carter, con David E. Kelley al mando de las operaciones. Después de un momento en el que parecía que aquello no iba a ninguna parte, finalmente la cadena ha dado el visto bueno (igual la buena audiencia, relativamente, de "Harry's law", también creada por Kelley, ha tenido algo que ver), y el piloto hasta ha conseguido a su actriz protagonista: Adrienne Palicki. Curiosamente, en cuanto se ha conocido la noticia han empezado las quejas, y no por ese casting, porque todo el mundo considera a Palicki muy capaz de ser una Wonder Woman mucho más que decente (da el tipo físico, empezando por su 1,80 de estatura, y en "Friday Night Lights" demostró que es una actriz muy, muy competente), sino por que Kelley sea el responsable del remake ("Cuando un casting brillante le ocurre a un mal guión", dice Alan Sepinwall).

El principal problema que exponen los críticos es que a Kelley no se le da bien escribir personajes femeninos fuertes. Sus chicas suelen seguir casi todas el molde de Ally McBeal y son inseguras, excéntricas y, a veces, cargantes, y lo que esta "Wonder Woman" necesita es alguien más tipo Whedon o hasta J.J. Abrams, ya puestos a elegir guionistas televisivos de perfil alto y que podrían también llevar a cabo la serie. De todos modos, Kelley fue capaz de hacer "El abogado" (las primeras temporadas, al menos), así que habrá que esperar a ver qué se saca de la manga con este personaje (si queréis saber más sobre él, mejor acudid a gente más experta en cómics que yo). Por supuesto, es inevitable que planee sobre el proyecto la sombra de la fallida "Bionic Woman", pero esperemos que en la NBC hayan escarmentado de aquella experiencia.

La cadena, por otro lado, también parece seguir adelante con otro remake al que se había dado mucha publicidad y que también parecía haber sido descartado, el de "Principal sospechoso". Hank Steinberg, creador de "Sin rastro", ha cedido el mando a Peter Berg, y se está empezando a rumorear que este ya ha encontrado a su Jane Tennison; Maria Bello. No está confirmado de modo oficial, pero no sé si me convence. Su Tennison, desde luego, será diferente. Y mientras estos continúan en marcha, el que sí se ha quedado por el camino, por ahora es el de "The Rockford Files". David Shore era el encargado de desarrollarlo (con Dermot Mulroney al frente), pero a la NBC no le gustó el piloto que rodaron. Con todos los cambios que ha habido de directiva, lo mismo ni se vuelve a retomar.
Publicar un comentario en la entrada