13 febrero 2011

De Harlan a San Diego

"Justified" fue uno de los mejores estrenos de la temporada pasada. Consiguió unir los mandatos del noir de Elmore Leonard, en cuyo Raylan Givens se basa, con unos toques de western dados por los principios por los que Givens se rige para llevar a cabo su trabajo de marshall. Y la mezcla salió realmente bien, con unos personajes muy bien dibujados, unos diálogos estupendos y llenos de ironía y una sensación de que, a pesar de que a veces quieran contarnos cosas mas serias, como la casi nula relación de Raylan con su padre, es simplemente divertida de ver, muy entretenida. Para esta segunda temporada, esa sensación de diversión sigue presente (el jefe de Raylan es tremendo), y aunque los personajes que ya conocíamos continúan por ahí, nos introducen a una banda-familia criminal que apunta a dejar buenos momentos.

Para los que hayáis visto "Winter's Bone", esa banda y el ambiente en el que se mueven no os resultará ajeno, y va a ser interesante cómo se las apaña Givens con ellos, teniendo en cuenta, además, que todos lo conocen seguramente desde que era un niño. Pero no desesperéis, porque el gran Boyd Crowder, uno de los mejores personajes de la pasada temporada, también está por ahí, pasando su propia penitencia por las cosas que sufrió y que hizo al final de la primeras entrega, y es muy probable que mantenga su imprevisibilidad y esa complicidad con Raylan que le añade a la serie una capa de mayor complejidad.

Curiosamente, "Cougar Town" (protagonizada por Courtney Cox) deja su hueco en la ABC durante un par de meses a otra sitcom con un ex-"Friends" al frente, "Mr. Sunshine", con Matthew Perry, que además también la produce y es co-guionista del piloto. Él da vida al director de un pabellón deportivo de San Diego, un tipo cínico, egoísta y bastante solitario que debe lidiar con una jefa loca (una Allison Janney en su salsa) y un grupo de empleados bastante más felices, pero con su punto excéntrico. Alguien decía por Twitter que parecía como si quisieran que Perry fuera Liz Lemon en un "30 Rock" centrado fuera de la televisión, con la misma pretensión de ritmo acelerado, pero en el primer episodio no es que hagan un trabajo demasiado bueno.

Es cierto que "30 Rock", por ejemplo, necesitó cuatro episodios para encontrar su ritmo, y quizás "Mr. Sunshine" lo haga también. Al fin y al cabo, sólo hemos visto el piloto. También es cierto, como decían algunos críticos estadounidenses, que el personaje de Perry es en el fondo bastante triste y oscuro como para que sea el centro de una comedia para la ABC, y que a su alrededor todo tiene que ser mucho más divertido para que haya contraste, o directamente abrazan la oscuridad de su protagonista. El primer capítulo no es demasiado gracioso, pero aún estoy dispuesta a darle otra oportunidad.

Música de la semana: El título de la sitcom de Perry me ha llevado a una asociación un poco pillada por los pelos con "Sunshine of your love", un éxito de Cream del que Living Colour hizo una versión para la banda sonora de "Mentiras arriesgadas".
Publicar un comentario en la entrada