27 febrero 2011

Los que la Academia olvidó

Cuando se habla de los Oscars, es inevitable hacerlo también de aquellas películas, directores y actores que, por muy buenos que fueran, siempre se quedaban a las puertas del teatro Kodak, o del Dorothy Chandler Pavillion. No todos estuvieron condenados al ostracismo total por parte de la Academia de Hollywood, pero no siempre tuvieron las nominaciones, y los premios, que se merecían, y tenían que ver como gente que luego no ha tenido mayor repercusión en el cine les arrebataba su momento de gloria. Cary Grant, por ejemplo, fue nominado dos veces por dos de sus películas menos recordadas, "Serenata nostálgica" y "Un corazón en peligro", y fue el único del trío protagonista de "Historias de Filadelfia" que no recibió una nominación. Curiosamente, por esa película sí ganó James Stewart su única estatuilla, y otro año que lo merecía más, como el de "Anatomía de un asesinato", no se llevó nada.

El Hollywood clásico está repleto de gente olvidada por sistema por los Oscars. Es célebre cómo Alfred Hitchcock fue ignorado sistemáticamente ("Rebeca" ganó a la mejor película, pero su productor era el muy egocéntrico David O. Selznick), o cómo Orson Welles se llevó un Oscar por el guión de "Ciudadano Kane" y, luego, nada, o cómo un actor tan característico como Vincent Price jamás estuvo nominado (dedicarse sobre todo al terror es lo que tiene). Las listas de los mayores olvidos son unos clásicos siempre que se acercan las nominaciones y la ceremonia de entrega, y a veces, repasando algunas, no puedes evitar sorprenderte de las cosas que los Oscars se dejaron por el camino.

Ya sólo este año, podrían haber sido candidatos perfectamente Andrew Garfield o Justin Timberlake por "La red social", Christopher Nolan por la dirección de "Origen", el guión de "Buried" (que fue descalificado porque metieron la pata en la campaña) o Barbara Hershey por "Cisne negro". Pero es la historia de siempre. Para que algunos puedan sentarse esta noche en el Kodak Theatre, otros han de quedarse fuera.

Música de la semana: Quizás habéis visto el nuevo anuncio de Nocilla, en el que David Bisbal asesina "If you wanna be happy", de Jimmy Soul. Mejor nos quedamos con la versión original.
Publicar un comentario en la entrada