03 noviembre 2011

El síndrome de Kim Bauer

Sólo con ver la primera temporada de "24" era suficiente para tenerle animadversión frontal a Kim Bauer, la hija entonces adolescente de Jack, a la que secuestraban unos terroristas, junto con su madre, para presionar a Bauer e impedir que se interpusiera en sus planes de asesinar al presidente de Estados Unidos. Sólo en los 13 primeros capítulos, Kim se escapaba y volvían a atraparla varias veces, y era tan irritante, que no podías más que preguntarte por qué los terroristas no se la cargaban de una vez y se libraban de ese quebradero de cabeza.

Yo no continué más allá con "24" pero, por lo que leí después, ese comportamiento de Kim se mantuvo como una constante durante el resto de la serie, y casi hasta ejemplifica los casos de personajes secundarios adolescentes que van de rebeldes y de peleados con el mundo y que son un lastre de lo insoportables que terminan siendo. En la estela de Kim Bauer se movía el hijo de Erica en el remake de "V", al que daban ganas de que lo sacrificaran al dios Quetzalcóatl (la serpiente emplumada) para que dejaramos de sufrir su "angustia adolescente" de pega, y por el mismo camino anda también Josh Shannon, el hijo mayor de la familia protagonista de "Terra Nova", que es tan ceporro, que los villanos de la serie ya están manejándolo a su antojo.

La trama familiar es una de las cosas más flojas de la serie o, mejor, debería decir que los hijos son lo más flojo de la serie. Con Jim y Elizabeth aún puede hacerse algo decente, pero sus retoños están ahí un poco por estar (aunque no dejo de sorprenderme del acierto de casting de Naomi Scott y Alana Mansour porque podrían pasar por hijas de Shelley Conn sin problemas). El episodio remake-homenaje a "La cosa" y el de la investigación de un asesinato han dejado momentos más entretenidos y cosas interesantes que emparentan  aún más la serie con "Stargate" (que, a su vez, siempre tuvo un ojo puesto en las nuevas series de "Star Trek"), y Taylor y Jim funcionan bien juntos. Pero Josh y sus amigos adolescentes... Aparte de que van a preparar un buen follón (y de que gracias a ellos vamos a saber algo más de esa posible conspiración desde 2149), se los podrían comer los dinosaurios. No va a pasar, por supuesto, que Brannon Braga llevó "24" antes de meterse en "Terra Nova" y nunca mató a Kim Bauer. Nos tocará pensar en modos creativos de que sufran lentamente.
Publicar un comentario