23 noviembre 2011

La roca de Lockhart & Gardner

ALERTA SPOILERS: No sé hasta qué punto "The good wife" es sensible a los spoilers, así que si no sabéis para qué utiliza Diane Lockhart el whisky escocés de Eli Gold, mejor no sigáis leyendo.

A lo largo de las tres temporadas que "The good wife" lleva en antena, Diane Lockhart ha sido siempre un poco el ancla del bufete que lleva con Will Gardner, su roca. Con todos los problemas y los riesgos que vivieron con Derrick Bond de socio, ha quedado claro que no va a permitir que la firma vuelva a verse amenazada y va a tomar cartas en el asunto para lograr que todas las variables puestas sobre la mesa, que esta vez son unas cuantas, no escapen a su control, o no lo hagan todas a la vez. Desde el primer episodio de esta tercera temporada, una de las cosas más divertidas ha sido ver cómo Diane estudiaba a Will y Alicia, al notar enseguida que ahí estaba pasando algo (del mismo modo que nota rápidamente que Alicia y Kalinda ya no son amigas), y cómo ha ido dándose cuenta poco a poco de toda la situación. Ya lo sabía mucho antes de llamar a Will por teléfono y escuchar de fondo el móvil de Alicia; lo descubre el día que va a casa de ella para preguntarle si sabe por qué Peter quiere hacerle una auditoría al despacho.

Se decía que ésta iba a ser la temporada de Will porque íbamos a ver, a través de su enfrentamiento con Peter, su lado oscuro, y es cierto que hemos visto un poco más de la faceta fría y calculadora que nos habían enseñado un poco con cuentagotas hasta ahora. Pero, en realidad, lo que parece estar fraguándose es una temporada a mayor gloria de Diane y su capacidad para tomar las riendas de cualquier situación difícil. El modo en el que confronta directamente a Will por el riesgo para el bufete que supone su aventura con Alicia y sus interacciones con Eli (en una trama de lobbys de comida realmente divertida) no hacen más que cimentar esa sensación, que también se ha extendido por varios blogs estadounidenses.

En ellos también se ha extendido la idea de que mover la serie del martes al domingo no ha sido la mejor idea por parte de la CBS, y no sólo porque, en muchas ciudades, empieza muchas veces casi media hora más tarde por culpa del fútbol americano, sino porque, a su juicio, los aspectos procedimentales se han potenciado sin que sean más interesantes. Los casos sí que han perdido la frescura de la primera temporada, inevitablemente, pero lo cierto es que su función, de momento, es mostrar cómo Alicia está convirtiéndose en Will. Ya van dos o tres capítulos en los que alguien le advierte de que ha sido muy manipuladora y muy fría en el manejo de la defensa de su cliente, y se ve que es algo que a ella no le gusta, aunque está haciéndolo casi sin darse cuenta. Será interesante ver cómo se desarrolla la situación cuando Eli empiece a trazar la candidatura de Peter al Senado, y todos los intereses en conflicto choquen frontalmente.

Mientras tanto, la única que parece saber lo que está haciendo, por ahora, es Diane, y no sería nada extraño que, conforme la investigación dirigida por Wendy Scott-Carr se vaya cerrando más y más sobre Will, sea ella la que tenga que ponerse manos a la obra para evitar que Lockhart & Gardner se hunda. A Cary no se le ha visto muy cómodo con toda esa situación, así que habrá también que estar atentos por si nos acaba deparando alguna sorpresa.

10 comentarios:

isabelha dijo...

Momentazo sexy el de la semana pasada:

-Bonita cazadora, ¿de dónde es?
-Ni idea
-¿Me dejas ver la etiqueta?.

MacGuffin dijo...

Ahí resulta difícil saber quién utiliza más a quién, Dana o Kalinda :)

torpe dama dijo...

Justo anoche vi el último capítulo. Y aparte de hacerle la ola a Diane, me llamó la atención el aspecto de "víctima colateral" que veo en los personajes de Will y Cary: los veo un poco perdidos entre las manipulaciones Dana, Kalinda y ahora Wendy Scott-Carr (y, cuidado, porque la próxima víctima de Scott-Carr es el sr. Florrick). Está visto que esta es una serie de mujeres fuertes y con carácter. Pero espero que los chicos despierten del letargo y se den cuenta de dónde se están metiendo.

El caso es que, sin fuegos de artificio, la serie está acumulando tensión desde el inicio de la temporada, así que en febrero-marzo estaremos comiéndonos las uñas y con la tila a cuestas.

MacGuffin dijo...

Y entre Will y Cary, parece Cary el que es más consciente de que acaban de darle de lado.

torpe dama dijo...

Sí, pobre Cary, primero en la cama con Dana, los dos hablando de Kalinda (de lo más enfermizo, ¿no?); y luego la cara que se le quedó en la oficina cuando las dos le dejaron tirado.

Will cree que tiene controlada la situación, pero a mí me da pena, porque él en realidad sabe que con Alicia no hay nada que hacer. Bueno, en realidad, lo sabemos todos. Él quiere llevar una relación tranquila y ella quiere fiesta; por no hablar de las complicaciones profesionales.

Y ya llegará el momento de Peter. Estoy deseando ver cómo se mete en un jardín con Scott-Carr. Pobre Eli, que siempre acaba estresado con sus crisis...

Por cierto, ¿cuántas veces ha perdido abiertamente un caso Alicia? Debo de ser masoca, porque me gustó verla perder... ¿Anticipo de lo que se avecina?

Jaina dijo...

La Wendy le va a dar pal pelo a Peter, porque investigando a Will, llega a Alicia y puede tener motivos para desacreditar a Florrick, y así hacerse con el puesto que codiciaba en un prinicpio.

El pobre Cary es un espectador de los negocios que se traen Dana y Kalinda, aunque yo digo que la segunda le está dejando margen a la primera para que se crea que tiene el control. Kalinda en realidad sabe lo que hace. Coincido en que la conversación de cama entre Dana y Cary fue bastante creepy.

MacGuffin dijo...

Wendy Scott-Carr siempre me ha dado la sensación de esconder un sargento de regulares debajo de esa vocecita y ese exterior. Esta es un pitbull vestida de Carolina Herrera, y no sería raro que la maniobra le saliera rana a Peter.

satrian dijo...

Temo a Wendy, creo que Cary tiene algo de corazoncito todavía en Lockhart Gardner, con Kalinda nunca se sabe si se deja chulear a posta o realmente la han entrampado, y desde la primera temporada Diane es la persona más centrada de todo la serie.

ainho dijo...

Me quedo con lo que dice @torpedama sobre Will y Cary. "los veo un poco perdidos entre las manipulaciones Dana, Kalinda y ahora Wendy Scott-Carr".

Algunos ya sabéis que a mi esta temporada no me estaba gustando nada, pero ha tenido que ser Diane la que me ponga en mi sitio. No sólo me ha parecido un grandísimo capítulo sino que he visto por qué me gusta tanto este personaje.

Y todo lo que se viene, es sencillamente fantástico. Will-Alicia es algo que no me llama la atención en absoluto, y espero con ganas al Sr. Florrick en acción, me han encantado el regreso de Wendy (coincido con vosotros en las apreciaciones).

Lo único que cambiaría (no voy a repetir que a mi Kalinda no me gusta) sería estas reacciones de Cary. Aunque me imagino que es imposible, un Cary malvado y perverso sería sensacional, pero mientras él mismo no sea capaz de controlar sus emociones (por no ser vulgar y decir otra cosa) nada podemos hacer....

@elsa_am dijo...

Es cierto lo que comentas Marina en la entrada. No sé si el hecho de cambiar su día de emisión ha provocado que la serie sea más procedimental y no tenga el ritmo de la S2 con Calamar y Bond dando guerra por allí -eso no se supera-. A mí me sigue gustando igual pero si un día no les funciona el caso, el capítulo se les queda más flojo.

Respecto a las tramas, me ha gustado mucho que metan en la investigación a Wendy... En febrero nos estamos comiendo las uñas, y Alicia se nos une... Mientras tanto, a disfrutar de los momentos de Eli, de la gran espía Diane y ese par (Cary y Dana)que viven obsesionados por Kalinda....