22 noviembre 2011

Cómicos, comedia y un poco de historia



Ya hablamos en una ocasión anterior de "College Humor", esa web humorística que podría considerarse competidora de "Funny or Die" y que le ha pillado el tranquillo a pedir a actores famosos que protagonicen sketches con un escaso sentido del ridículo. El primero del que hablamos fue el de Yvonne Strahovski parodiando a Katy Perry, Ke$ha y Lady Gaga, y ahora han enrolado a otra actriz televisiva australiana, Anna Torv, para que se enfunde el uniforme de una policía de tráfico que le da la vuelta a la clásica discusión sobre las multas por exceso de velocidad. Después de Joshua Jackson y su Pacey Con, sólo falta que el otro protagonista de "Fringe", John Noble, deje de presentar documentales científicos y se marque una buena parodia de Denethor, el papel que lo hizo famoso en "El retorno del rey". O que Jasika Nicole sea la nueva entrenadora de los Warblers en "Glee".

Para no repetirme, no voy a hacer un comentario exhaustivo de "America in Primetime" (ya lo he hecho por aquí), pero ahora que PBS ya ha terminado su emisión, es el momento de que le deis una oportunidad si os gusta la historia de las series de televisión. Es realmente curioso, por ejemplo, ver las conexiones entre los diferentes guionistas que cuentan sus impresiones y sus experiencias a cámara: David Milch trabajó con Steven Bochco en "Policías de Nueva York", David Simon aprendió a escribir para televisión con Tom Fontana en "Homicidio" y Vince Gilligan empezó en "Expediente X" antes de crear "Breaking Bad" (suyos son bastantes de los mejores episodios de la serie, por cierto). Es casi hasta refrescante, en un panorama en el que parece que nos hemos olvidado que hubo vida antes de "Perdidos" y de "Los Soprano", ver a los responsables de "Roseanne" o "Treintaytantos" y hasta a David Lynch hablar no sólo de porqué sus series eran como eran, sino de cuáles eran sus influencias y, al mismo tiempo, ver a otros guionistas reconocer que ellos los influenciaron a su vez. Y sí, se habla de "Mad Men", de "Breaking Bad", de "House", de "Dexter" y hasta de "Anatomía de Grey" (de la que Shonda Rhimes dice que es la historia de la amistad entre Meredith y Christina), pero es en sus recordatorios a Lucille Ball, a "Murphy Brown", a "M.A.S.H.", a "All in the family" donde radica su verdadero interés, eso y en ver a David Chase reconocer que las escenas oníricas de "Los Soprano" no valían un duro al lado de las de "Twin Peaks". Si alguno preferís esperar a que se emita en español, Canal+ lo hará a partir del 7 de enero.

En los últimos días, la blogosfera estadounidense se ha hecho eco de un artículo aparecido en "New Yorker" sobre el estilo de humor de Whitney Cummings y sus dos comedias en antena, "Whitney" en la NBC y "2 Broke Girls" en la CBS. El artículo la incluye, con Chelsea Handler y Sarah Silverman, en un grupo de cómicas que tienen un humor tan agresivo, faltón y sin miedo a llamar a las cosas por su nombre como el de muchos otros cómicos masculinos, algo que las hace objeto de no pocas críticas. Y aunque la autora del artículo, Emily Nussbaum, no cree que esas críticas sean justas, para ella, Cummings simplemente no tiene gracia. En "Pajiba" (web de grandísimo nombre) contraatacan con una lista de actrices atractivas que también son graciosas para desmontar el mito de que una mujer sexy no puede ser divertida, pero este tema va a estar coleando todavía durante mucho tiempo. El éxito veraniego de "La boda de mi mejor amiga" desempolvó la vieja discusión de si las mujeres son o no divertidas, un tema que parecía ya superado, y el éxito en audiencia de "2 Broke Girls" y sus chistes escatológicos aún va a hacer que se hable de esto más en los próximos meses. Al menos, nos servirá para distraernos un poco cuando los críticos yanquies empiecen a poner el grito en el cielo porque el final de la primera temporada de "Homeland" no les ha gustado (ya están dando señales de que lo van a hacer).
Publicar un comentario en la entrada