26 noviembre 2011

Las sombras del comandante Taylor

El 19 de diciembre, "Terra Nova" finalizará su primera temporada sin que sepamos con seguridad si volverá para una segunda. Sus audiencias nunca han sido espectaculares, pero eran sólidas, y no han experimentado descensos demasiado notables hasta las últimas semanas, y estos descensos dejan su futuro un poco en el aire. Como el plan nunca fue pasar de los primeros 13 episodios, aquí no hay órdenes de temporada completa que nos den alguna pista de las intenciones de la cadena, y seguramente habrá que esperar hasta marzo o así para conocer lo que le depara el destino. Y el caso es que, si tuviera una segunda entrega, la serie tiene los ingredientes para ser mejor de lo que ha sido hasta ahora; menos peso ligero y más peso welter. Como bien decían en "Tuned in", "Terra Nova" puede perfectamente ser un producto familiar con algo de chicha de fondo, pero sus responsables tienen que querer que lo sea. Y ahí es donde el asunto no está claro.

El noveno capítulo, que muestra la versión de la colonia del día de Acción de Gracias, deja apuntes interesantes porque muestra más las sombras del comandante Taylor y explicita de una vez qué pasa con los Sextos y cuál es el verdadero propósito de Terra Nova, un propósito menos noble de lo que parece y que, lógicamente, no cuadra con las expectativas y los principios de Taylor. "Stargate Atlantis" necesitó la aparición de los Wraith para adquirir cierta entidad propia, y la serie de Fox necesita que el conflicto entre los Sextos, Taylor y el futuro adquiera más relevancia para ganar en interés. Un crítico estadounidense decía que parecía que sus guionistas estuvieran gastando historias a partir de las quintas y sextas temporadas de las sagas de "Star Trek", temporadas en las que casi han gastado ya sus ideas originales y reciclan las historias más clásicas y más usadas en la historia de las space operas. No siempre funcionan mal, porque su reciclaje de "La cosa" (de la que "Hielo", de "Expediente X", debe ser de los mejores remakes hechos nunca) tenía sus dosis de tensión, pero el viejo truco del explorador que no es quien dice ser o del único asesinato ocurrido en la colonia los ha hecho hasta "Babylon 5".

"Terra Nova" no es sutil y sigue teniendo personajes completamente infrautilizados y poco caracterizados, pero si se centrara en la trama de fondo, sería más entretenida e interesante. El día a día de la colonia es bastante estándar y está muy visto, así que harían mejor en aprender de series como "Nikita", que en su primera temporada identificó que su fuerte estaba en ir soltando trama sin mirar atrás, y se lanzó con decisión por ese camino. Está por ver si, después del episodio de esta semana, seguirán por el lado explorado en él (da esa sensación; ya quedan pocos episodios y no se puede demorar más la confrontación entre Taylor y Mira) o volverá a parecer que están haciendo la serie con el piloto automático. Hay potencial para dar un pequeño salto; el tema está en que Brannon Braga y compañía estén dispuestos a darlo.
Publicar un comentario