08 mayo 2008

Se busca

Está muy bien que los creadores de "House" decidieran darle un giro en la cuarta temporada, prescindir de casi todos sus ayudantes anteriores y contratar un nuevo equipo para introducir un poco de sangre fresca. El proceso de selección de esos tres ayudantes, de entre los 40 iniciales, fue divertido y permitió que House sacara a pasear su lado aún más retorcido. Podemos vivir sin Cameron y Chase si los personajes nuevos aportan algo más una vez que se pasa el efecto de su novedad. Pero lo que parece estar sufriendo "House" es asfixia por superpoblación.

Ya cuando teníamos cinco personajes principales, había siempre alguno cuya presencia en cada capítulo era meramente testimonial (Wilson, casi siempre), así que ahora que hay tres más, ya os podéis hacer una idea de lo que pasa. Ya comentamos que, al contrario que "Anatomía de Grey" o "Urgencias", a "House" no se le da bien manejar a tanta gente (la gran Maureen Ryan tiene su propia teoría de quién debería quedarse y quién debería irse), más que nada porque hay un personaje central que acapara toda la acción, y el resto aparece en función de lo que tengan que hacer con él. Lógicamente, sus tres ayudantes tienen, por fuerza, que salir mucho, pero últimamente noto una ausencia que echo de menos: la de la doctora Cuddy.

Por mucho que Cameron intente enseñar a Trece, Taub y Kutner a plantar cara a House, es Cuddy la única que sabe hacerlo bien, poniéndolo en su sitio a la vez que le da un poco de cuerda (o como dice Ryan, "¿quién más puede gritarle a House mientras también flirtea?"). Los tres nuevos son juguetes a los que les falta algo para terminar de conectar, y con el paso al banquillo de Cameron y Chase, realmente esperaba que Cuddy tuviera más protagonismo. Es el "sexto hombre" (mujer, en este caso) más fiable de la serie, con el permiso de Wilson, el personaje que puede añadirle más drama a las acciones de House, y más diversión a costa de todos los demás.

Ignoro si David Shore está planeando otra limpia a final de temporada (no he querido leer ningún spoiler al respecto, pero sospecho que algo hay), una limpia que deje a los personajes de cuya relación con House se puede sacar más partido (como demostró el capítulo del martes en Cuatro, "Congelados", a Cameron todavía se la puede rescatar, pero Chase...). Y denle algo más que hacer a Lisa Edelstein.
Publicar un comentario