27 mayo 2008

El largo adiós

En estos últimos años, las despedidas son una de las tónicas imperantes en la televisión de USAmerica, y no por la práctica habitual de las cancelaciones a final de temporada. El año pasado se terminó "Los Soprano", a principios de éste lo hizo "The Wire" y, para la próxima temporada, se anuncian los finales de "Urgencias" (éste ya definitivo), "The Shield" (que empezará a emitirse en septiembre), "Galáctica" (la segunda parte de su cuarta temporada no llegará hasta enero, al menos), "Boston Legal", "Scrubs" (según cómo funcione con su cambio a la ABC), parece que "Smallville", y se rumorea que "CSI" podría estar también llegando a su fin, tal vez en un par de años.

Esta ola de despedidas obedece a las razones más diversas, desde un evidente agotamiento de la serie tras tantas temporadas que estaba en emisión durante los últimos años de Bill Clinton (como "Ley y orden", que también es probable que acabe el año que viene), a razones artísticas y por el bien de la historia (caso de "The Wire" y "Galáctica") a tejemanejes y tensiones varias entre cadena, productora y creador de la serie (como "Scrubs" y su mudanza de la NBC a la ABC). El cansancio de los actores y los responsables también es un factor a tener en cuenta, y más si pasa como en "Smallville", donde los dos productores que la pusieron en pie la han abandonado y medio reparto anda con la espada de Damocles pendiendo sobre sus cabezas.

Al contrario que en las cancelaciones, que te pillan por sorpresa y con el paso cambiado, todos estos finales permiten a sus creadores terminar las series en sus propios términos, de la manera que siempre habían pensado y, teóricamente, siendo consecuentes con la evolución del programa desde su estreno. Así, David Chase pudo permitirse el lujo de montar el revuelo que montó con el último plano de "Los Soprano" y así algunos guionistas de "Galáctica" ya han expresado lo que sintieron al leer el guión del último capítulo. Para los fans, todo esto es imposible de superar sin una caja de Kleenex al lado, pero peor sería el berrinche si una cancelación inmisericorde nos hubiera dejado con todo por resolver. ¿Cuáles serían las últimas palabras que Amy Sherman-Palladino tenía pensadas para "Las chicas Gilmore"? Y eso que ésta terminó y no fue cancelada, más o menos.
Publicar un comentario