05 diciembre 2008

In nomine Patri

Casi nunca aparecen al comenzar los capítulos, pero todos nos sabemos los de nuestras series favoritas porque así aparecen listados en la programación televisiva de los periódicos, o en las críticas y los previos que leemos por Internet. Los títulos de los episodios, a los que por lo general no se les presta más atención que para saber de qué capítulo estamos hablando, tienen un significado peculiar en algunas series. Recuerdo que comentamos algo de esto hace tiempo (con los títulos musicales de "Anatomía de Grey" y los juegos de palabras frikis de "Verónica Mars"), y llegan los chicos de TV Squad y hacen una curiosa recopilación de series cuyos títulos siguen casi siempre el mismo patrón. Éstos sólo son algunos de los que ellos recogen entre esa entrada y ésta otra, más antigua.

Friends: Todos empezaban con "The one", haciendo referencia a esa costumbre de los espectadores de decir "ése en el que Ross pierde un hueso de dinosaurio", o lo que sea. Ejemplos; "The one where Ross is fine" o "The one where everybody finds out", que incluye uno de mis momentos favoritos de la serie, que nunca me canso de ver.

Bones: No se complican mucho, y el título del capítulo siempre hace referencia a dónde encuentran el cadáver de la semana, o algo especial suyo. Uno de los últimos previos al hiato invernal fue "The passenger in the oven" (el pasajero en el horno), y en la tercera encontraban un chico aplastado tras las gradas del gimnasio, por lo que se llamaba "Player under pressure". Algunos títulos pueden ser muy curiosos, como "The perfect pieces on the purple pond" (las piezas perfectas en el estanque púrpura).

The Mentalist: Como tienen un asesino en serie llamado Red John, todos sus capítulos incluyen la palabra "red" (rojo). El de esta semana, por ejemplo, se titulaba "Flame red" (rojo flamígero, o algo así), y tuvieron otro llamado "Ladies in red".

Mujeres desesperadas: Éste me ha parecido de lo más peculiar. Todos sus títulos son versos de canciones de Stephen Sondheim, el padre de los musicales para muchos críticos. Uno de los primeros de la quinta temporada era "We're so happy you're so happy", de la canción "So happy" del musical "Into the woods", y otro más adelante era "Back in business", de la película "Dick Tracy". De vez en cuando, se salen del patrón Sondheim, pero no del musical, y en la 2ª temporada llegó a haber un "My heart belongs to daddy", escrita por Cole Porter.

Scrubs: Todos empiezan con "mi", ya que todos siguen las peripecias de JD Dorian. Como "My identity crisis" (mi crisis de identidad) o "My lucky night" (mi noche de suerte).

The Big Bang theory: Me ha hecho mucha gracia ver que los títulos de esta serie son como teorías científicas frikis y sin sentido. Ejemplos: "The Middle Earth paradigm" (el paradigma de la Tierra Media), "The nerdvana annihilation" (la aniquilación del nerdvana), "The white asparagus triangulation" (la triangulación del espárrago blanco) o "The lizard-Spock expansion" (la expansión lagarto-Spock).

One Tree Hill: Otra que utiliza canciones para sus títulos, y algunas muy poco obvias. En la tercera temporada tuvimos "I've got dreams to remember", de Otis Redding, en la sexta "Sympathy for the devil", de Rolling Stones, y en la cuarta estaban "All these things that I've done", de The Killers, o "Where did you sleep last night", una canción de Leadbelly que hizo conocida Nirvana.

Hay muchos más casos curiosos de este tipo, a montones. "Chuck" y "Monk" incluyen siempre el nombre de su protagonista, en "Nip/Tuck" usan el nombre del paciente de cada episodio y en "Daños y perjuicios" empleaban alguna frase del diálogo.
Publicar un comentario