20 marzo 2009

El memorial de Galáctica (y IV)

ALERTA SPOILERS: Como el recordatorio a "Galáctica" llega a la cuarta temporada, tal vez pueda haber spoilers para los que no vayáis al día con ella.

Éste es el final del camino. Esta noche, "Galáctica" se despide (esperemos que "con estilo", como dice Adama) de la parrilla, porque lo de la película "The plan" es una precuela, y no la continuación del viaje. La segunda parte de "Daybreak" cierra cinco años en los que hemos seguido a la Flota Colonial en su huida de los cylones, y en los que hemos aprendido a comprender mejor a los supuestos "villanos" de la serie. Descontando las dos partes del último capítulo, éstos son los cinco episodios con los que yo me quedo de una temporada menos trepidante en cuanto a acción (en general), pero que nos ha ofrecido un retrato inmejorable de todos sus personajes (cualquier escena con Saul Tigh y su "amazing acting eye" hacía el capítulo, directamente, un 27% mejor. Además de que Michael Hogan y Tricia Helfer también harían entretenida incluso la lectura de la Agenda de la Comunicación).

Cuarta temporada (Emisión en EE.UU.: Entre el 4 de abril de 2008 y el 20 de marzo de 2009)

- 4x01 "He that believeth in me": Sólo por continuar sin esfuerzo la trama donde se wuedó al final de la tercera temporada, y por una de las batallas espaciales que mejor han lucido en la serie, merece entrar en la lista. Además, el clima de desconfianza hacia la nueva Starbuck es digno de mención.

- 4x09 "The hub": Para los shippers de Roslin y Adama, el momento "Te quiero - Ya era hora" es el punto culminante del capítulo. Pero no hay que despreciar la destrucción del centro de resurrección cylon, presentado como si fuera un funeral, y no el momento victorioso que debería ser para los humanos.

- 4x10 "Revelations": Este capítulo es más que el sensacional plano secuencia que lo cierra, pero es justo esa toma de todos los personajes principales en esa playa radioactiva uno de los momentos que más se van a recordar de la serie, y un ejemplo de buena parte de sus virtudes y de lo que la diferencia del resto de la ficción estadounidense actual.

- 4x13-14 "The oath"-"Blood on the scales": El motín y el intento de golpe de estado de Gaeta y Zarek nos ofrecen otro punto de vista de las acciones que Roslin y Adama llevan a cabo, y ofrece una trama repleta de tensión, de la Starbuck Rambo con la que tan bien nos lo pasábamos al principio y un interesante estudio del pobre Felix "Smythers" Gaeta (completado con los webisodios "The face of the enemy"). Además, por supuesto, de ese "iré a por todos vosotros" de Roslin.

- 4x18 "Islanded in a stream of stars": La emoción de tener que despedirnos de la Estrella de Combate Galáctica se hace palpable con ese plano final de Tigh y Adama, sentados en el sofá del camarote del almirante, brindando a la salud de esa "vieja chica" que los ha mantenido con vida a lo largo de cuatro años, que es su familia y que ya no puede soportar el tramo final del viaje.

Con esta cuarta entrega, "Galáctica" ha saltado cualquier barrera puesta por su género y ha aparecido en los medios de comunicación más variopintos (echad un ojo a la lista de los 10 mejores capítulos para Alan Sepinwall y a la elegía que le dedica "The Guardian"). Periódicos serios, revistas de televisión, tesis académicas y hasta las Naciones Unidas han recordado el legado de la serie, sus propias dificultades para ponerse en marcha, sus buenos guiones, las todavía mejores interpretaciones de sus actores y la perfecta unión de la realización y los efectos especiales. Los grandes premios televisivos (léase, Globos de Oro y Emmys) se le siguen resistiendo, pero eso no quita para que vayamos a echarla mucho de menos cuando el telón se cierre y escuchemos por última vez esos tambores militares en sus créditos finales.

P.D.: Sólo un favor por vuestra parte. Nada de spoilers del final en los comentarios. Ya habrá una entrada dedicada exclusivamente a él (con un poco de suerte, el lunes). So say we all.
Publicar un comentario