12 octubre 2009

Casi famosos (XXII)

Ay, cuántos actores han tenido que sacarse su tarjeta de miembro del SAG (su sindicato) con anuncios peculiares en televisión, pequeños papeles en malas películas de terror adolescente o en oscuras cintas independientes con buenas críticas en Sundance pero que luego no las ve nadie, y mucho menos si van directas al DVD (o al VHS, dependiendo de cuándo empezaran estos chicos a trabajar). En otras ocasiones, se puede empezar en un clásico de la televisión e ir subiendo sin parar hasta la cima. O caerse de ella.

El ojo experto que cazó éste fue Tonto, que en su revisión de "Star Trek: La nueva generación" avistó a Robert Knepper, con melena a lo Luis Cobos, mucho antes de hacerse famoso como el preso más bastardo y psicópata de la cárcel de Fox River en "Prison Break". T-Bag le ha permitido luego irse a "Héroes" (que no sé si es una evolución a mejor) y ponerlo en el mapa para interpretar a villanos inquietantes. Son los peligros del encasillamiento, y de ser lo único decente de "Prison Break" cuando lograron escaparse.

Es curioso que, que yo tenga constancia, al menos un par de actores de "Perdidos" pasaron por "Ángel", el spinoff de "Buffy, la cazavampiros" con el vampiro con alma favorito del público como protagonista absoluto. Uno fue Josh Holloway, creo que haciendo, precisamente, de vampiro, y el otro fue Daniel Dae Kim, que era un abogado con aviesas intenciones, creo recordar. A mí, él me sonaba por su papel de asistente social en "Urgencias". Los trabajos anteriores de casi todos los actores que han pasado por "Perdidos" podéis verlos aquí.

Las telenovelas no son malos sitios para que un joven actor empiece a trabajar, y bien lo sabe Nathan Fillion, que con esa pinta de rompecorazones interpretó a Joey Buchanan en "One life to live", veteranísimo culebrón de la ABC. Eso fue antes de entrar en el Whedonverso en la última temporada de "Buffy" y en "Firefly" y, luego, adueñarse sin esfuerzo de "Castle", pero aún tuvo tiempo, recientemente, para regresar a la telenovela en un capítulo en el que rodaban el entierro de su padre ficticio. El propio Fillion explica, en esta entrevista con Ellen DeGeneres, cuáles son las tres caras de los primeros planos de los culebrones.

Si una telenovela puede presumir de haber sido una cantera de talento para Hollywood, ésa es la australiana "Neighbours" (buscad en YouTube cierta escenita de Jesse Spencer con un bañador similar al que usaba el agente Mulder en la segunda temporada de "Expediente X"). De allí salió Dichen Lachman, la que puede considerarse la revelación de "Dollhouse" junto con Enver Gojkaj. De hecho, en pocas más cosas ha aparecido antes de dar vida a Sierra y sus múltiples encarnaciones, con excepción de una película con el nombre tan bizarro de "Tyrannosaurus azteca" que, por supuesto, era una de esas míticas películas originales de Syfy de los sábados por la noche. De las que sólo se disfrutan con unas cuantas cervezas, sobre todo porque tenía a Ian Ziering haciendo de Hernán Cortés.

Finalmente, este pobre tipo congelado es, y que me corrijan los que han visto la película, Zach Gilford en "The last winter", su debut como actor justo antes de "Friday Night Lights", y en la que también participaba Connie Britton. La película, un thriller de terror, concursó en el Festival de Sitges de 2007, pero en España ni siquiera está editada en DVD.
Publicar un comentario