19 octubre 2009

Pequeñas revelaciones

1.- Esta foto promocional de Matt Bomer, protagonista del estreno de USA del viernes, "White Collar", me ha llevado sin quererlo a una asociación con películas de timadores de los 50 y los 60, con esos protagonistas encantadores y carismáticos (la serie va sobre un timador que ayuda al FBI a resolver estafas difíciles). No sé si es el traje, con esa corbata estrecha Booth style, o la pose, o la iluminación o qué, pero el dejà vú ha sido evidente. Y también me he acordado de Simon Baker llevando un traje como el de Cary Grant en "Con la muerte de los talones" en el anuncio de Freixenet que dirigió Martin Scorsese.

2.- La BBC sigue con sus adaptaciones de grandes obras de la literatura inglesa, cambiando esta vez a Charles Dickens por Jane Austen, y está emitiendo una adaptación en cuatro capítulos de "Emma". Por supuesto, los escenarios, los trajes y el trabajo de ambientación es estupendo, como era de esperar, y lo mejor de esta miniserie es que mantiene el humor de Austen y no se olvida de dejar un par de pinceladas aquí y allá de cómo es el ambiente en la casa de los Woodhouse. Las maquinaciones de Emma a mí siempre me han resultado muy divertidas, y reconozco que Romola Garai (que no pudo tener peor presentación para el gran público que "Havana nights", la secuela de "Dirty Dancing") es una buena elección para interpretarla, con un lado jovial y chispeante y una buena dinámica con Jonny Lee Miller, que interpreta al señor Knightley. La semana que viene se emite el último episodio, y entonces hablaremos.

3.- No deja de resultarme curioso ver que el virus de "Bones" se sigue extendiendo por toda la blogosfera (el béisbol vuelve a dejarnos sin los locos del Jeffersonian durante varias semanas, hasta el 12 de noviembre. Tal vez haya emisión el jueves, pero depende de cómo vayan las series de los play-offs). Últimamente, viendo todas esas entradas sobre la serie, me he acordado de algo de lo que me he dado cuenta recientemente, y es que hay muchas ocasiones en las que es muy fácil ver a través del exterior frío y racional de Brennan. Sus ojos siempre traicionan lo que sale de su boca en esos casos (hace creo que tres semanas se vio esto perfectamente en la subtrama concerniente a la beca de Wendell). Es algo que me resulta curioso desde la mitad de la tercera temporada, más o menos. ¿Cómo es que Sweets no se da cuenta? Que aprenda un poco más de Gordon-Gordon.

4.- "Me dijisteis que lo hicimos por el show". Una sola frase, dicha por un niño de 6 años en el programa de Larry King en la CNN, ha servido para arrojar todo tipo de sombras, y denuncias de fraude, a la odisea del "niño del globo". ¿Qué no sabéis qué es eso? La rocambolesca cobertura por los canales temáticos de noticias yanquis del vuelo libre, durante tres horas, de un globo en el que, supuestamente, viajaba un niño, el mismo que dijo esa frase en directo a la noche siguiente. En esta entrada de "TV Squad" lo explican todo mejor. Realmente hay gente que haría literalmente cualquier cosa por sus quince minutos de fama o, en el caso de la familia Heene, por tener su propio reality show. Aquí todo el mundo se cree los Osbourne. O los Gosseling.

5.- Ya que hablábamos antes sobre la sutileza que "Bones" sigue en la caracterización y evolución de Brennan, resulta que "Glee" está haciendo algo similar con Quinn Fabray, la jefa de animadoras, Curiosamente, Dianna Agron (que pudo lucirse en el episodio de la semana pasada) ya tiene experiencia en llevar un uniforme de animadora, porque en la segunda temporada de "Héroes" era la que intentaba por todos los medios que Claire no entrara en el equipo de "porristas" de su nuevo instituto. Pero ahí Agron era malvada sin matices, sin evolución y porque sí. Su camino en "Glee" pinta interesante.
Publicar un comentario