09 octubre 2009

Cuando la NBC se convirtió en Telecinco

¿Sabéis esa frase que suele decirse mucho en algunas películas cuando un personaje comenta sobre una potencial equivocación de otro? Sí, ésa que dice "en la larga historia de las malas decisiones, ésta debe ser la peor de todas". La NBC debe estar muy ocupada aplicándose el cuento y tomando medidas que para ellos tendrán sentido, pero que resultan inexplicables vistas desde fuera. De hecho, es como si el espíritu de Telecinco (o Antena 3) hubiera saltado el charco y hubiera poseído a los nuevos jefes de la cadena tras la marcha de Ben Silverman. Sólo así se entiende que cancelen "Southland" dos semanas antes de estrenar la segunda temporada, cuando la fecha del debut se había movido para "protegerlo" de los estrenos de "Medium" y "Dollhouse" (como si ésa fuera a ser una grave amenaza para nadie), ya se habían rodado seis episodios y, por supuesto, después de haberla renovado tras una corta primera temporada de siete capítulos que no tuvo audiencias boyantes, pero que sirvió a la NBC para hablar de su compromiso con la "televisión de calidad".

Los teléfilos estadounidenses estaban acostumbrados a que Fox hiciera esas cosas extrañas, pero el hoyo en el que la NBC lleva años metida no tiene pinta de poseer un fondo. Si se mira desde su punto de vista, la cancelación de "Southland" puede tener varios motivos. Uno de los daños colaterales de "The Jay Leno Show" es que las audiencias de algunas series que se han visto obligadas a adelantar a su horario se han resentido bastante. "Ley y orden: UVE", que suele tener unas tramas bastante deprimentes para las 9 de la noche, ha sido una de ellas, y es de suponer que "Southland" fuera a seguir la misma tendencia, con lo que sería un lead-in para Leno bastante pobre. Lógicamente, queda la pregunta de para qué la renovaron si luego han acabado cancelándola, pero va a ser que todo el jaleo por no quedarse con "Legally mad" es más complicado de lo que parece.

En medio de todo esto, The Futon Critic está haciendo una serie de entradas sobre cómo funciona la temporada de otoño televisiva en Estados Unidos que resulta muy interesante. Se llama "Las 10 cosas que debes saber sobre la nueva temporada", y explica, por ejemplo, que fracasan el 69% de las nuevas series, que el horario y el género no son determinantes para que una serie triunfe o no (a no ser que se estrena un viernes), o que una nueva perderá, en su cuarto capítulo, el 25% de la audiencia que vio el piloto. No sé si eso puede ayudar a comprender mejor si es que Berlusconi, ahora que en Italia la cosa pinta mal para él, ha decidido mudarse al 30 de Rockefeller Plaza, o si de verdad van tan mal financieramente que, como dicen en "30 Rock", tendrán que venderle la "E" de GE a Samsung.
Publicar un comentario