01 octubre 2009

Diviértete o muere

Un vídeo en el que Will Ferrell se enfrentaba a su particular casero dio el pistoletazo de salida a "Funny or die", un web lanzada por él y su colega Adam McKay en 2007, en la que sus usuarios suben vídeos humorísticos y votan los que más les gusten. Si deciden que un vídeo es divertido y merece la pena quedarse en la web, votan "funny", y si no, optan por "die", en cuyo caso el vídeo se elimina. Sencillo, ¿no? Y muy efectivo, sobre todo porque, de los primeros vídeos en los que Ferrell y su compañero de producción eran los principales protagonistas, rápidamente pasaron a "fichar" a actores famosos y celebrities varias, con mucho sentido del humor, dispuestos a reírse de sí mismos. Cosas como los anuncios electorales de Paris Hilton, las entrevistas surrealistas de Zach Galifianiakis en su espacio "Between two ferns" (como ésta a Natalie Portman) o aquel musical a favor de la aprobación del matrimonio homosexual en California todavía le dieron más relevancia.

En Estados Unidos se llevan mucho estas webs de humor irreverente, tipo "College Humor", en las que se mezclan desde monólogos, a vídeos graciosos de animales (los gatos causan furor, no comprendo por qué) a cortos un poco más elaborados, algunos hechos por profesionales y otros, por aficionados y gente anónima que quieren pasar un buen rato. Lo de "Funny or die" es particular por su capacidad de atracción de actores conocidos, y porque a veces tienen unas ideas de carabinero retirado realmente curiosas ("La balada de G.I. Joe" debe ser de las más repletas de artistas invitados). El último añadido a su colección tiene la particularidad de formar parte de una campaña en Estados Unidos para fomentar la prevención del cáncer de mama, y es una fiesta de pijamas protagonizada por Alyson Hannigan, Jamie King, Emily Deschanel, Minka Kelly y la ex "American Idol", y aspirante a actriz, Katherine McPhee (por cierto, la camiseta de Darth Vader de Jamie King es genial)


Sin embargo, y reconociendo que hay un montón de vídeos que merecen la pena ("El Club de Cine de Kevin Bacon" es simpático), uno de mis favoritos es "Intervention with Kristin Chenoweth", una parodia del reality "Intervention" en el que la Chenoweth canta una de las canciones más políticamente incorrectas de los últimos tiempos.

Publicar un comentario