13 octubre 2009

El comodín del público

Con lo que les gusta a los estadounidenes hacer listas, apuestas de todo tipo y analizarlo todo hasta el más mínimo detalle (esto último llega a ser obsesivo en la prensa deportiva), ya tardaban en aparecer las primeras lecturas de las audiencias del principio de la temporada de otoño. Lo interesante es que se ha dedicado una especial atención a la audiencia que ve las series en diferido, es decir, que las graba y las ve más tarde, y todo por el interés despertado en ver si la audiencia de "Dollhouse" podía así ser menos mísera. Efectivamente, sus espectadores aumentaron un 50% en el estreno de la nueva temporada contando las grabaciones pero, como bien explica "The Fienprint", sigue siendo una audiencia mísera.

Visto eso, la táctica anunciada por Fox de emitir los 13 episodios de la segunda temporada de "Dollhouse" suena a una manera de permitir que la serie termine su vida útil y tenga un cierre más o menos apropiado (creo que Joss Whedon ha apuntado que el último capítulo será del estilo de "Epitaph One", ofreciendo un final pero, por si acaso, dejando alguna trama abierta). Así la podemos descartar en este mismo instante de la carrera por ser la serie más vista de la temporada, que si nada lo remedia será "NCIS", que ha ido creciendo poco a poco, y sin armar ruido publicitario, hasta rondar los 20 millones de espectadores semana sí y semana también. Tras ella, la CBS estrenó su spinoff, "NCIS: Los Ángeles", y ése es el estreno más visto por ahora, con toda la lógica del mundo. Que a mí no me guste esta franquicia no quita para que su rendimiento en las audiencias no deje de ser admirable.

Las otras tendencias interesantes que apunta Alan Sepinwall, además de la rendición absoluta de la NBC, es el ímpetu renovado de las sitcoms, cuya muerte se viene predicando a lo Nostradamus desde el final de "Friends", el desgaste del público de los reality shows, sobre todo porque no ha surgido ninguno nuevo que pueda darle el relevo a "Survivor", "The amazing race" o "Dancing with the stars", y la buena respuesta entre la audiencia a las series nuevas, cuando las grandes cadenas llevaban un par de temporadas en las que les costaba encontrar dos estrenos que funcionaran. Excepto la NBC, casi todas las networks pueden presumir de haber acertado de lleno con una de sus series nuevas, ya sea Fox con "Glee", la CBS con la mencionada "NCIS:LA" o "The good wife", la ABC con sus comedias de los miércoles o "FlashForward" y hasta The CW con "The vampire diaries".
Publicar un comentario